Martes 29 de noviembre de 2022

Obispos tucumanos reclaman debate profundo y plural de la adhesión a la ESI

  • 24 de marzo, 2022
  • San Miguel de Tucumán (AICA)
Tanto las implicancias de la adhesión de la provincia a la ley sobre Educación Sexual Integral como el marco antropológico y ético que la sostiene, deben discutirse en la legislatura.
Doná a AICA.org

Ante la decisión del Poder Legislativo Provincial de tratar la adhesión a la Ley 26150 sobre Educación Sexual Integral (ESI), los obispos de Tucumán, junto con miembros de las distintas instituciones católicas que trabajan en el ámbito educativo, consideran necesario convocar a un debate "profundo y plural" tanto de las implicancias de la instrumentación de esta norma legal como del marco antropológico y ético que la sostiene. 

"Es necesario advertir sobre el riesgo de caer en el reduccionismo de identificar la educación sexual con meros aspectos técnicos y científicos sin integrarlos y subordinarlos a los aspectos antropológicos más profundos teniendo en cuenta todas las dimensiones del ser humano, es decir, su materialidad, espiritualidad, relacionalidad, emociones, valores", fundamentaron su petición. 

Los obispos tucumanos expresaron su confianza en que "el diálogo sincero, profundo y democrático es el único camino posible para incrementar la amistad social y capaz de producir resultados útiles y eficaces en el esfuerzo por educar niños y jóvenes sanos y diversos capaces de construir una sociedad más justa e inclusiva". 

Texto del pronunciamiento

Ante la decisión del Poder Legislativo Provincial de tratar la adhesión a la Ley 26150 sobre Educación Sexual Integral, atentos a la diversidad que compone nuestra sociedad y al sistema republicano garantizado por la Constitución Nacional, los Obispos de Tucumán, junto a los miembros de las distintas instituciones católicas que trabajan en el ámbito educativo, consideran necesario convocar a un debate profundo y plural tanto sobre las implicancias de la implementación de dicha ley, así como sobre el marco antropológico y ético que la sostiene.

Como representantes de un gran sector de nuestra sociedad, esperamos que a este debate sean convocados todos los sectores incluidos en el art. 7 de la actual Ley Provincial de Educación, teniendo una especial atención a los padres de los estudiantes, dado su insustituible derecho a educar a sus hijos de acuerdo a los propios valores, y a las instituciones educativas, a las cuales se les debe garantizar la posibilidad de continuar respetando el propio ideario y convicciones éticas. Esto permitirá resguardar el derecho a la libertad de conciencia, así como el derecho a la libertad religiosa.

Es necesario advertir sobre el riesgo de caer en el reduccionismo de identificar la educación sexual con meros aspectos técnicos y científicos sin integrarlos y subordinarlos a los aspectos antropológicos mas profundos teniendo en cuenta todas las dimensiones del ser humano, es decir, su materialidad, espiritualidad, relacionalidad, emociones, valores. Este es el único camino posible para generar una educación sexual capaz de erradicar cualquier tipo de comportamiento violento o discriminatorio que transforma al otro en un objeto que puede usarse y descartarse.

Los obispos de Tucumán confían en que el diálogo sincero, profundo y democrático es el único camino posible para incrementar la amistad social y capaz de producir resultados útiles y eficaces en el esfuerzo por educar niños y jóvenes sanos y diversos capaces de construir una sociedad más justa e inclusiva.