Jueves 13 de mayo de 2021

Obispos piden a la Virgen del Valle por el sector turístico

  • 18 de abril, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
La Comisión Episcopal la Pastoral de Migrantes e Itinerantes imploró a la patrona que infunda confianza a los que sufren las consecuencias de la "dura prueba" de la crisis y los anime en la esperanza.
Doná a AICA.org

La Comisión Episcopal para la Pastoral de Migrantes e Itinerantes (CEMI) difundió un mensaje en el marco de la fiesta de Nuestra Señora del Valle, patrona nacional del turismo.

“En este contexto oscuro e incierto marcado por la evolución de la pandemia Covid-19, se ha generado una drástica reducción de la movilidad humana y del turismo, tanto internacional como nacional, colocándose en un mínimo histórico. La suspensión de vuelos internacionales, el cierre de aeropuertos y fronteras, la adopción de estrictas restricciones de viajes, incluso internos, está provocando una crisis sin precedentes en muchos sectores relacionados con la industria del turismo, que comporta una severa pérdida económica y muchos puestos de trabajo en este sector”, contextualizó.

“Este preocupante escenario, no debe paralizarnos y privarnos de una visión positiva del futuro. Tampoco debemos caer en el pesimismo de decir que nada regresará a ser como antes”, pidió.

La CEMI expresó su acompañamiento a todas las iniciativas que promuevan un turismo que favorezca la “interacción positiva entre la industria turística, la comunidad local y los viajeros, que beneficie una nueva forma de relacionarse con el otro y con la naturaleza, que apoye los ingresos de los trabajadores de este sector”.

Texto del mensaje
En este contexto oscuro e incierto marcado por la evolución de la pandemia Covid-19, se ha generado una drástica reducción de la movilidad humana y del turismo, tanto internacional como nacional, colocándose en un mínimo histórico. La suspensión de vuelos internacionales, el cierre de aeropuertos y fronteras, la adopción de estrictas restricciones de viajes, incluso internos, está provocando una crisis sin precedentes en muchos sectores relacionados con la industria del turismo, que comporta una severa pérdida económica y muchos puestos de trabajo en este sector.

Este preocupante escenario, no debe paralizarnos y privarnos de una visión positiva del futuro. Tampoco debemos caer en el pesimismo de decir que nada regresará a ser como antes.

Como Comisión Episcopal de Migrantes e Itinerantes acompañamos todas las iniciativas que promuevan un turismo que favorezca la interacción positiva entre la industria turística, la comunidad local y los viajeros, que beneficie una nueva forma de relacionarse con el otro y con la naturaleza, que apoye los ingresos de los trabajadores de este sector.

Francisco nos decía el 27 de marzo del año pasado: « ¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe? ». El comienzo de la fe es saber que necesitamos la salvación. No somos autosuficientes; solos nos hundimos. Necesitamos al Señor como los antiguos marineros las estrellas… Al igual que los discípulos, experimentaremos que, con Él a bordo, no se naufraga. Porque esta es la fuerza de Dios: convertir en algo bueno todo lo que nos sucede, incluso lo malo. Él trae serenidad en nuestras tormentas, porque con Dios la vida nunca muere”.

Y a la Virgen del Valle, en su día, le rezamos: “Acudimos a ti, Madre de Dios y Madre nuestra, y buscamos refugio bajo tu protección.

Oh Virgen María, vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos en esta pandemia de coronavirus, Infunde confianza a quienes viven en el temor de un futuro incierto y de las consecuencias en la economía y en el trabajo, especialmente en el sector del Turismo.

Madre de Dios y Madre nuestra, implora al Padre de misericordia que esta dura prueba termine y que volvamos a encontrar un horizonte de esperanza y de paz”.

Informes www.cemi.org.ar.+