Domingo 20 de junio de 2021

Notre Dame de París reabriría recién en 2024

  • 1 de mayo, 2021
  • París (Francia) (AICA)
La catedral de Notre-Dame, símbolo de París, reabriría al culto en 2024, ya que los trabajos de restauración pueden durar otros 20 años y costar más de mil millones de euros.
Doná a AICA.org

Según el rector de la catedral de Notre-Dame, monseñor Patrick Chauvet, el famoso templo símbolo de París, reabriría al culto normal en 2024, ya que los trabajos de restauración pueden durar otros 20 años y costar más de mil millones de euros, con recursos de 150 países.

Dos años después del incendio que devastó la catedral de Notre-Dame en París, las causas del siniestro aún no se han confirmado, aunque los investigadores creen en dos hipótesis predominantes: un cortocircuito eléctrico o una colilla de cigarrillo mal apagada.

El presidente francés, Emmanuel Macron, prometió que la restauración de la catedral, uno de los monumentos más importantes de Francia, se completará en el año 2024. Para Michel Picaud, presidente de la organización benéfica Amigos de Notre-Dame de París, el tema es muy delicado. Sin embargo, como la inauguración puede tener lugar en el año previsto, es posible que Notre-Dame sea accesible, pero aún sin techo.

Reconstrucción de la catedral paso a paso
La primera fase en el proceso de reconstrucción del techo y las torres de la catedral de Notre-Dame fue la fijación, que duró desde el verano de 2019 hasta noviembre de 2020, con los andamios alrededor de la catedral para restaurar la torre, mientras se instalaba el material impermeable. En las bóvedas se cubrieron las gárgolas, se reforzaron los contrafuertes.

Debido a la pandemia de Covid-19, el trabajo tuvo un intervalo de tres meses; una vez que se reanudó el trabajo, se produjo el retiro de 300 toneladas de andamios quemados alrededor del pináculo. Esta operación duró de junio a diciembre de 2020.

Reconstrucción de la réplica de la aguja de Notre-Dame de París
Toda la madera quemada ya se quitó, no obstante todavía hay un agujero en el techo de la iglesia. Ya se está construyendo una réplica de la aguja de la catedral, diseñada originalmente por el arquitecto Viollet-le-Duc.

Para la restauración del techo, se está utilizando madera de más de mil robles donados por los bosques públicos y privados de Francia, que actualmente se están cortando para ser almacenados por un período de entre 12 y 18 meses. Manteniendo un nivel de humedad bajo, para que esté lista para ser trabajada y ensamblada para la construcción de la estructura del techo.

Todos los trabajos necesarios para devolver la vida a la catedral de Notre-Dame insumirían miles de millones de dólares y podría durar más de veinte años.

Aunque hay quienes quieren transformar a Notre-Dame de París en un museo, la Catedral sigue siendo un lugar sagrado. La Santa Sede recordó a la Unesco que este famosísimo templo es un lugar de culto y en consecuencia debe tratárselo como tal.+