Viernes 4 de diciembre de 2020

"Nos sentimos tristemente sorprendidos", dijo Mons. Montini sobre el aborto

  • 20 de noviembre, 2020
  • Santo Tomé (Corrientes) (AICA)
El obispo de Santo Tomé brindó declaraciones a una radio local sobre el reciente proyecto de ley de aborto enviado al Congreso.

El obispo de Santo Tomé, monseñor Gustavo Montini, brindó declaraciones en la Radio Dos de la ciudad de Corrientes, sobre el reciente proyecto de ley de aborto enviado al Congreso por el presidente de la Nación.

En primera instancia, el obispo dejó clara la posición de la lglesia en el tema, “históricamente a favor de la vida, que entiende que lo que hay en el vientre de la madre es una persona y gracias al avance de la ciencia podemos ver también que hay ahí un potencial humano”.

Por eso dejó en claro que “lo que está en juego es la vida de una persona y nosotros estamos vulnerando un derecho, que es el de decidir por esa persona, y la estamos descartando”. Monseñor Montini recordó un reciente documento de la Comisión Ejecutiva del Episcopado e hizo propias las palabras: “Nos sentimos tristemente sorprendidos por el envío de este proyecto llamado interrupción voluntaria del embazado”.

Explicando el motivo de esta expresión dijo, en primer lugar, que “una ley de estas características va en absoluta contradicción con lo que todos estuvimos trabajando y haciendo esfuerzo durante este año. El gobierno tiene la potestad de dirigirnos y nosotros hemos cuidado la vida”, afirmó y resaltó que la ley “está en extrema contradicción con el cuidado de la vida, porque atenta con la vida del más inocente”. 

Campaña Donación AICA

Por eso, monseñor Montini se preguntó: “¿Es el momento humano en el cual la sociedad, la ciudadanía, tiene capacidad de ponderar lo que está en juego? Un tema de estas características necesita ecuanimidad, prudencia, ponderación. No necesita fanatismo. Por eso, no es el momento oportuno”.

Y continuó: “Causa una triste sorpresa. Porque si lo que se busca es la legalidad del aborto, o no prestamos atención, o no tenemos todos los papeles sobre la mesa. Porque 48 horas después de asumir el presidente, el día de la Virgen de Guadalupe, el ministro de Salud aprobó el protocolo ILE, al que casi el 90% de las jurisdicciones han adherido. O sea que prácticamente el aborto es legal y hasta adolescentes pueden realizarse el aborto sin consentimiento de sus padres”.

En este sentido, monseñor Montini exhortó a “poner sobre la mesa un conjunto de cosas respecto al tratamiento de una posible ley del aborto”, cuestionando, “no parece un poco llamativo, si nosotros creemos realmente en la democracia, que esta ley ya ha sido tratada en audiencias públicas en 2018, y ya ha llegado a un dictamen. Ahora, a las corridas, tratemos una nueva ley que es prácticamente igual a la del 2018. ¿Cómo puede ser que cada dos años tengamos que tratar las mismas leyes si ya hubo un parlamento que democráticamente dio su sentencia?”.

Hacia el final del diálogo, el prelado de Santo Tomé dejó en claro que en la Iglesia como institución siempre “nos hemos manejado con el poder político con muchos deseos de colaboración, pero con independencia”, y se dirigió a la ciudadanía, apelando a “los católicos, a los de otros credos y a personas de buena voluntad, para que hagan conocer su opinión y participen en esta discusión. La ciudadanía se tiene que despertar y manifestar”, concluyó.+