Jueves 2 de diciembre de 2021

Ningún católico de Corea del Norte irá a la misa del Papa

  • 6 de agosto, 2014
  • Seúl (Corea del Sur)
Corea del Norte rechazó la invitación de la arquidiócesis de Seúl y no mandará a "ningún católico" a la misa que celebrará el Papa en la catedral de Myeondong el próximo 15 de agosto. Así lo indica la Asociación de Católicos Norcoreanos (KCA, por sus siglas en inglés), institución dependiente del gobierno, en una carta en la cual acusa a Corea del Sur de "no haber cancelado los ejercicios conjuntos con los Estados Unidos, gesto que hace imposible la visita". Según un funcionario de la Conferencia episcopal sud-coreana "esta carta significa que el Norte encuentra difícil aceptar la invitación y no sabe manejar la situación".
Doná a AICA.org
Corea del Norte rechazó la invitación de la arquidiócesis de Seúl y no mandará a "ningún católico" a la misa que celebrará el Papa en la catedral de Myeondong el próximo 15 de agosto.

Así lo indica la Asociación de Católicos Norcoreanos (KCA, por sus siglas en inglés), institución dependiente del gobierno, en una carta en la cual acusa a Corea del Sur de "no haber cancelado los ejercicios conjuntos con los Estados Unidos, gesto que hace imposible la visita".

Según un funcionario de la Conferencia episcopal sud-coreana "esta carta significa que el Norte encuentra difícil aceptar la invitación y no sabe manejar la situación".

La invitación fue dirigida al gobierno de Pyonyang por parte de la arquidiócesis de Seúl el pasado 26 de mayo, y repetida en los días sucesivos. La esperanza era la de hacer participar también a una delegación del Norte a la gran misa por la reconciliación y la paz que Francisco celebrará durante el último día de su visita apostólica a la península.

Según la carta de la Asociación: "En estas circunstancias ir a Seúl sería un paso agonizante".

La agencia AsiaNews señala que la Constitución nord-coreana garantiza la libertad religiosa, pero esa de hecho es inexistente en el pais. El único culto admitido es el que se hace a los líderes nacionales (al "padre de la patria" kim Il-sung y a su hijo Kim-jong-il), y los fieles de cualquier otra religión arriesgan penas durísimas -hasta el fusilamiento- si son descubiertos en actitudes "religiosas".

En la capital Pyongyang existen 3 iglesias, dos protestantes y una católica, pero son definidas "espejos para los pájaros" (en cuanto no son utilizadas para nada) y sirven para hacerlas ver a los turistas que visitan el país. En Corea del Norte no hay sacerdotes ni monjes budistas.

La Asociación dice que tiene 3 mil "católicos" entre sus inscriptos, pero AsiaNews estima el número en menos de 800: se trata por lo general de personas muy ancianas, bautizadas antes de la Guerra de Corea (desatada en 1950) y que no tienen ningún modo de practicar la fe. En algunas ocasiones particulares como la Navidad, es posible que los fieles sobrevivientes se intercambien un augurio "de paz", pero nada más que esto.

El rechazo expresado hoy no cierra del todo la cuestión. Pyongyang tiene una necesidad urgente de ayuda humanitaria que le llega del Sur, y sólo los cristianos y budistas tienen el permiso del gobierno de Seúl para preparar y enviar estos paquetes humanitarios. Además, explica Asianews, "el Norte espera siempre al último momento para tomar una decisión definitiva. Y el hecho de que quien respondió a la invitación haya sido la asociación y no el gobierno deja alguna esperanza para que alguna delegación nord-coreana esté presente en la misa del 18". +