Lunes 8 de agosto de 2022

Nicaragua: Impiden al obispo de Matagalpa celebrar la misa en la catedral

  • 5 de agosto, 2022
  • Matagalpa (Nicaragua) (AICA)
La policía antimotines obligó a Mons. Rolando Álvarez a quedarse en la curia. El prelado reaccionó cantando, bendiciendo a los efectivos y exhibiendo el Santísimo, para pedir el cese de la represión.
Doná a AICA.org

Policías antimotines del gobierno de Daniel Ortega impidieron al obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, acudir a la catedral de San Pedro, donde tenía previsto celebrar una hora santa y una misa para pedir por el cese de la represión gubernamental en contra de la Iglesia católica en Nicaragua.

El momento en el que prelado se encontraba dentro de la cochera de la curia episcopal, mientras que un grupo de cinco efectivos de la fuerza antimotines, armados con escudos le impedían salir, fue compartido a través de Facebook Live

Monseñor Álvarez, uno de los críticos más duros con el gobierno de Ortega, explica en el video: “He querido salir a la catedral a hacer la hora santa, pero obviamente las autoridades superiores no han dado permiso”.

También se le escucha explicando a los policías que no intentará salir por la fuerza, y entonando la canción ‘Amigo’ de Roberto Carlos, mientras los bendice.

Junto con el obispo, permanecieron encerrados en la curia seis sacerdotes e igual número de laicos: “Aquí vamos a permanecer sin irrespetar a la policía. Nunca le hemos faltado el respeto, a nuestros hermanos que tienen sus familias y que son nuestros amigos”, dijo.

Si bien las instalaciones de la curia se encuentran sitiadas desde el miércoles 3 de agosto, la mañana del jueves, el obispo Álvarez logró salir a las calles para bendecir con el Santísimo Sacramento a las personas, mientras algunos agentes de seguridad intentaban detenerlo.

En otro video se le ve intentando esquivar a los uniformados para bendecir a la gente, mientras canta ‘Tu reinarás’, y otras alabanzas a Jesús Eucaristía.

Finalmente, ayer por la tarde pudo celebrarse la misa en la catedral, aunque no fue presidida por el obispo. En la homilía, el sacerdote celebrante llamó a los nicaragüenses a no tener miedo a “ningún hombre ni a ninguna situación oscura, porque nuestra vida, si está en manos de Dios, está segura”.

“Para los hermanos que piensan que agarrando un arma pueden resolver los problemas, esa es una manera de pensar meramente humana; con los problemas, especialmente de esta calidad, el Señor nos está enseñando a pensar como hijos de Dios, que no resuelven las cosas con armas, sino con diálogo, amor y oración”, añadió.

Hace unos días, monseñor Álvarez convocó a la comunidad diocesana a una cruzada de oración y adoración por la Iglesia, por los sacerdotes y por el país, que consiste entre otras acciones en que los primeros viernes de mes se dediquen al Sagrado Corazón de Jesús y a realizar ayuno.

Por otra parte, un grupo de exiliados nicaragüenses iniciaron una campaña para recolectar firmas a fin de hacérselas llegar al papa Francisco para que se exprese como parte de la resistencia pacífica para que el régimen de Ortega libere a los presos políticos. También convocaron a que este domingo 7 de agosto se llenen las iglesias para orar por el cese de la represión contra la Iglesia.+