Lunes 16 de mayo de 2022

Nelson Castro llevó a Francisco edición italiana del libro sobre la salud de los papas

  • 29 de octubre, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El periodista argentino fue recibido durante 40 minutos por el pontífice, para presentarle "La salud de los Papas: medicina, complots y fe desde León XIII hasta Francisco".
Doná a AICA.org

El papa Francisco recibió ayer en audiencia privada por 40 minutos al periodista argentino Nelson Castro, quien viajó a Roma para la presentación de la versión italiana de su libro “La salud de los Papas: medicina, complots y fe desde León XIII hasta Francisco”.

La obra, inédita y particular, muestra la relación entre la salud de cada uno de los once pontífices estudiados y el período histórico que les tocó vivir. La vida de cada pontífice está marcada por contextos difíciles, algunos ejemplos lo ilustran: en el caso de León XIII, el nacimiento de la nación italiana y el fin de los Estados Pontificios; Benedicto XV vivió la Primera Guerra Mundial; Pío XII enfrentó la violencia de la Segunda Guerra Mundial; Juan Pablo II tocó temas como las condiciones de vida de los trabajadores, la familia, en suma, un sistema económico que comienza a mostrar fuertes señales de que ya no beneficia a las grandes mayorías de la humanidad y, finalmente, Francisco quien enfrenta en estos últimos años la pandemia del coronavirus y clama por la suerte de los “descartados”, al mismo tiempo que a mediados de este año sufrió una cirugía de colon.

El autor resalta la profundidad de la investigación que cita fuentes externas al Vaticano y, también, fuentes internas, para el caso, los documentos de los archivos vaticanos.

La versión en español del libro “La salud de los Papas” fue publicada a inicios de este año, ahora traducido al italiano.

Lo primero que Castro pone en evidencia es que antes el estado de salud de los pontífices estaba cubierto de un estricto secreto. Las comunicaciones sobre sus condiciones de salud eran escasas y hasta que la muerte estaba cerca, se convertía en objeto de comunicaciones oficiales.

Es importante subrayar, indica Castro, “que se trata de personas públicas y de importancia mundial, por lo que los procedimientos para comunicar sobre su salud o su muerte, están reglamentados”.

Sin embargo, sostiene el autor, que a partir de León XIII las comunicaciones sobre la salud de los papas se redefinen. “Fue el primero que utilizó el video para hablar de su salud y lo hace para mostrar, ante los rumores, que estaba en buen estado de salud”, y que esta acción hoy muestra cómo la salud es un elemento ligado al ejercicio de su función como cabeza de la Iglesia.

El caso de Juan Pablo II plantea otras variantes, el momento en que sufrió el atentado el 13 de mayo de 1981, las intervenciones quirúrgicas y la enfermedad al final de su vida son testimonio de la humanidad de los pontífices.

Con el papa Francisco, afirma Castro, hay un expreso deseo de comunicar lo que ocurre con su salud. En 2017, en la Plaza de San Pedro, después de la Audiencia General se encuentran un momento y le pide que escriba sobre la salud de los Papas. Luego vendrá la entrevista, el proceso de investigación y finalmente el libro publicado a inicios de este año.

El autor del libro considera que el mensaje de la invitación del Papa para que escribiera el libro es mostrar que “más allá de ser ministros y tener su vida consagrada en la Iglesia, son personas, son seres humanos (…) están sometidos a las mismas vicisitudes que cada uno de nosotros”.

Por otra parte, Castro destaca que Francisco logra salir adelante con su salud: “es un hombre que está proyectando”, que está pensando en el futuro cercano, en viajes.

Castro propone tres orientaciones para los lectores. La primera es que “la salud es un tema importante para el ejercicio de su ministerio y su poder político, porque el Papa también es jefe de Estado”.

Segunda, es el tema del secretismo con que se ha tratado el tema de la salud de los pontífices y, finalmente, la longevidad de los papas.

Parte de la investigación de Castro es el corto período del papado de Juan Pablo I y su repentina muerte, y que le ocupó casi un año. El autor argentino considera que el relato de la muerte del papa Luciani deja muchos interrogantes, “muchas preguntas no respondidas” y esto hace que siga siendo polémico.

Castro anuncia una futura actualización del libro, para lo que prepara la próxima entrevista con el papa Francisco y afirma: “tiene una salud de hierro”.+