Miércoles 1 de diciembre de 2021

Mons. Taussig invitó a la comunidad a caminar unidos como diócesis

  • 27 de octubre, 2021
  • San Rafael (Mendoza) (AICA)
El obispo de San Rafael lo hizo al abrir la fase diocesana del Sínodo de la Sinodalidad, en la que llamó a discernir cuáles son los caminos o propuestas para vivir mejor la misión de la Iglesia.
Doná a AICA.org

El obispo de San Rafael, monseñor Eduardo María Taussig, llamó a la unidad para hacer un solo camino como diócesis al inaugurar la fase local del Sínodo de la Sinodalidad convocado por el papa Francisco, durante la misa por las fiestas patronales diocesanas en el atrio de la catedral.

“Con inmensa alegría hemos podido realizar hoy la procesión en honor de nuestro patrono y manifestar por las calles de nuestra ciudad la devoción y el amor que le tenemos a San Rafael en el sexagésimo aniversario de la creación de nuestra diócesis”, recordó.

En la homilia, el prelado sanrafaelino afirmó que “esta experiencia tan anhelada y gratificante nos da pie para introducir algo propio de esta fiesta diocesana: iniciamos el camino sinodal hacia el Sínodo convocado por nuestro papa Francisco para 2023 que tendrá como tema justamente la Sinodalidad de la Iglesia”.

“Por eso me es muy grato iniciar con ustedes y con todos los que se unen por la televisión y los medios digitales, este camino sinodal que culminará en el año 2023, en la Asamblea de Obispos en Roma”, expresó.

Monseñor Taussig explicó que en la primera etapa de este Sínodo, que comienza ahora y dura hasta fin de abril, “todos estamos invitados a reflexionar y a escucharnos sobre cuáles son las dificultades que tenemos para caminar juntos como Iglesia y cuáles caminos o propuestas podremos discernir juntos para vivir mejor la misión de la Iglesia, el alegre anuncio del Evangelio que el mundo de hoy tanto espera de los discípulos de Jesús”.

Para ello “nos reuniremos en las parroquias, en las comunidades religiosas y educativas, en los movimientos y grupos, y todos podremos escuchar y aportar”, puntualizó.

“El lugar de la Palabra de Dios es muy importante. Por eso, en la procesión ella nos precedía enseguida después de la cruz. Por eso, el libro de la Palabra de Dios está entronizado en este altar en un lugar distinguido”, agregó, y completó: “Es la Palabra de Dios la que guiará nuestro camino sinodal. Y así podremos encontrarnos con Jesús, el Camino que nos lleva al Padre, como proclamaba el Evangelio de esta celebración”.

El obispo de San Rafael reconoció que la Iglesia diocesana "se adentra en el camino sinodal con muchas necesidades y dolores, consecuencia de la pandemia del Covid-19 y de las trágicas vicisitudes eclesiales padecidas en el 2020", pero confió: "Podemos contar con San Rafael, compañero de camino para nuestra Iglesia diocesana”. 

“Por eso le pedimos que sane nuestras heridas y como 'medicina de Dios' mitigue nuestros dolores y cure nuestros males, como curó la ceguera de Tobit. Que nos haga ver con los ojos de la fe los designios de la Divina Providencia, que siempre puede sacar bienes mayores de los males que ha permitido. Finalmente le pedimos que nos ayude a rechazar las insidias y ataques arteros del Demonio, que con la complicidad de nuestra soberbia siempre lleva a la desobediencia, la división y el escándalo, como ayudó a Tobías y a Sara a liberarse del demonio Asmodeo”, concluyó.+

NOTICIAS RELACIONADAS