Jueves 18 de agosto de 2022

Mons. Stanovnik: Fraternidad humana, una jornada para tomar conciencia

  • 5 de febrero, 2021
  • Corrientes (AICA)
El arzobispo de Corrientes destacó que la ONU se haya inspirado en el Papa para establecer esta fecha y afirmó que ayuda a ser conscientes de la importancia de la fraternidad humana en lo cotidiano.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Corrientes, monseñor Andrés Stanovnik OFMCap, destacó la importancia de que la  ONU haya establecido el 4 de febrero como la Jornada Mundial de la Fraternidad Humana y que lo haya hecho inspirada en la prédica del papa Francisco.

“Esto significa que en el concierto mundial de las religiones, la religión católica tiene una trascendencia importante en lo que hace a la convivencia humana en términos de paz, justicia y fraternidad, aun cuando nos falte mucho”, subrayó en declaraciones a FM San Cayetano.

El prelado recordó que en la encíclica Fratelli tutti el Papa tiene “algunas afirmaciones extraordinarias”, y citó una que consideró clave para entender la esencia de esta fecha. “Sin una apertura al Padre de todos no habrá razones sólidas y estables para un llamado a la fraternidad”.

Al hablar sobre la no discriminación y la inclusión, monseñor Stanovnik lamentó que “algunos grupos militantes que buscan no discriminar, discriminan; que los que tienen la bandera de la inclusión, excluyen a otros”.

“¿Por qué se da eso?”, se preguntó, y consideró que la respuesta se puede encontrar reflexionando sobre “quién es el que nos da el fundamento de la dignidad humana: ¿una organización, un grupo de personas, un gran líder?”.

El arzobispo correntino valoró que la humanidad esté madurando y dando unos pasos “importantísimos” en el acercamiento de las religiones, al afirmar: “Esto significa que las religiones coincidimos en los valores humanos fundamentales, que es posible vivir como hermanos y respetarse”.

Monseñor Stanovnik sostuvo que establecer un día de la fraternidad humana es “para tomar conciencia”, aunque expresó que esta es una realidad que no se agota en una jornada.

“Pero dedicar una jornada a pensarlo, ayuda a ser conscientes de la importancia que tiene esta fraternidad humana en lo cotidiano”, concluyó.

La entrevista completa aquí.+