Sábado 5 de diciembre de 2020

Mons. Polti: "Hay demasiadas deformaciones morales en nuestra época"

  • 26 de septiembre, 2012
  • Santiago del Estero (AICA)
El lunes 24 de septiembre, el obispo de Santiago del Estero, monseñor Francisco Polti, presidió la misa en la parroquia Nuestra Señora de la Merced, de la localidad de Ojo de Agua, con motivo de la Festividad de Nuestra Señora de la Merced y al celebrarse 120 años de la fundación del templo. El pastor santiagueño advirtió que "si desperdiciamos nuestros talentos o aceptamos situaciones en las que no nos permitan desarrollar esa libertad, estaríamos desperdiciando este `tesoro de la libertad´ que Cristo nos ganó pagando el precio con su sangre en la Cruz".
El lunes 24 de septiembre, el obispo de Santiago del Estero, monseñor Francisco Polti, presidió la misa en la parroquia Nuestra Señora de la Merced, de la localidad de Ojo de Agua, con motivo de la Festividad de Nuestra Señora de la Merced y al celebrarse 120 años de la fundación del templo.

En la homilía, el prelado recordó que "generaciones de santiagueños han llegado a los pies de Nuestra Señora trayendo consigo los deseos de su corazón, así como sus preocupaciones y esperanzas más íntimas" y agregó que "María de la Merced es la mujer libre y liberadora que proclama las maravillas de Dios. Ella es Nuestra Madre solidaria con todos los que sufren injusticias y opresiones. Ella es la abogada, en cierto modo, de todos los desheredados de nuestro mundo, de todos los marginados, de todos los que padecen y sufren las nuevas esclavitudes en sus múltiples formas".

El pastor santiagueño advirtió que "si desperdiciamos nuestros talentos o aceptamos situaciones en las que no nos permitan desarrollar esa libertad, estaríamos desperdiciando este `tesoro de la libertad´ que Cristo nos ganó pagando el precio con su sangre en la Cruz".

Monseñor Polti aseguró que la falta de información lleva a reducir a los hombres a meros individuos, recluidos al ámbito privado, a simples habitantes de un suelo, "perdiendo así la capacidad de ser sujetos activos en la construcción de la sociedad".

"Nuestro mundo -dijo- está necesitado de belleza. No podemos dejar de reconocer que hay demasiadas deformaciones morales en nuestra época. La vida humana, sobre todo allí donde está más amenazada y donde menos recursos tiene para defenderse, es un valor que nuestra cultura nunca ha negociado. Hoy la debemos cuidar, defender y promover, como el don más sagrado que recibimos de Dios".

El obispo de Santiago del Estero llamó a que estos retos de nuestra historia que nos toca vivir "nos encuentren -a nosotros católicos- con el sentido de responsabilidad de quienes se saben identificados con Cristo en la Cruz, que salva y libera de las esclavitudes".

"Debemos participar sin miedo, así los cristianos debemos intervenir en las decisiones humanas de las que dependen el presente y el futuro de nuestro pueblo, de nuestras familias", resaltó y agregó que "es nuestro deber como Iglesia proclamar los grandes valores humanos, que son la base de la misión espiritual y la libertad en el centro de todos estos valores. Por ello cabe señalar todo aquello que puede atentar contra la dignidad del hombre, respetando el legítimo pluralismo".

Como conclusión, monseñor Polti agradeció a Nuestra Señora de la Merced, y reconoció que "a ella recurrimos, como lo hemos hecho tantas veces, suplicando que nos enseñe a valorar el don de la libertad, a tener la sabiduría del discípulo y la audacia del misionero de Jesucristo, que sabe que con Él hay luz, hay esperanza, hay amor y hay futuro".+


Texto completo de la homilía

Campaña Donación AICA