Domingo 4 de diciembre de 2022

Mons. Olivera rezó por la pronta beatificación de Enrique Shaw

  • 23 de agosto, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
El obispo castrense presidió la misa por el 60° aniversario de la muerte del venerable Siervo de Dios del que se espera avances en el proceso canónico. Fue en la parroquia Virgen de Luján Castrense.
Doná a AICA.org

El obispo castrense, monseñor Santiago Olivera, presidió el domingo 21 de agosto la misa por el 60° aniversario del fallecimiento del venerable Siervo de Dios Enrique Shaw en la parroquia porteña Nuestra Señora de Luján Castrense, donde rezó la pronta beatificación y pidió a la Virgen, a quien el marino y empresario llamaba "nuestra socia", que guíe, acompañe, sostenga y cuide en el camino hacia la Patria del Cielo.

La Eucaristía fue concelebrada por los capellanes castrenses de las Fuerzas Armadas y Fuerzas Federales de Seguridad, y contó con la participación de un grupo de fieles castrenses.

Antes de terminar la celebración, monseñor Olivera entregó en mano a los presentes una carta que escribió con motivo de los 60 años de la muerte de Enrique Shaw, a fin de que pueda ser leía y estudiada. 

En la homilía, monseñor Olivera expresó: “Sabiendo que antes se debe confirmar la beatificación, recordando que en Roma se encuentra la causa que estudia hace tiempo un supuesto milagro, esperamos que pueda confirmarse y así la Iglesia con la autorización del Santo Padre hacer el rito de la beatificación".

"Nosotros rezamos confiados y siempre que pedimos rezar por la beatificación o canonización de un hombre o mujer de nuestra Patria renovamos esa palabra de Jesús que Él mismo dijo: 'les digo también que, si dos de ustedes se ponen de acuerdo en la tierra para pedir cualquier cosa, mi Padre del Cielo se la concederá. Porque donde hay dos o tres reunidos en mi nombre, yo estoy allí, en medio de ellos'; nosotros rezamos confiados este don y esta gracia”, agregó.

El obispo afirmó que “son tiempos en los cuales la imaginación de la caridad nos exige a todos los cristianos agudizar nuestra mirada y a movilizar más nuestro corazón porque estamos viviendo muy difíciles tiempos, con una pobreza material creciente pero también en otros muchos ordenes, que duelen, pero que a la vez nos compromete a hacer algo eficaz, claro y contundente".

"Consuela conocer la 'predicación' con la palabra y la vida de Shaw, y nos unimos a su reflexión personal tan edificante y certera, que dice que 'la mejor manera de difundir el Evangelio es vivirlo'", sostuvo.

“No me canso de repetir y mirar con verdadero asombro lo providencial de esta causa en 'nuestro tiempo'. Porque Enrique tiene la vigencia de los santos para iluminar con su palabra y sin lugar a duda con su ejemplo el sentido social de la empresa, ella es todo un equipo que debe servir al progreso de todo hombre y de todos los hombres”, añadió. 

Por último, monseñor Olivera invitó a pedir que "pronto pueda ser ubicado en la lista de los santos e ilumine a todos con su vida y su palabra” y hacer propia la oración que hacía el venerable Siervo de Dios: "¡Oh María! ¡Forma a Cristo en mí! Enséñanos a decir que sí a Dios para siempre. Amén”.+