Jueves 26 de mayo de 2022

Mons. Olivera expresó su pesar por la muerte del perito médico de la causa Brochero

  • 20 de enero, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
"Nos duele la partida de Carlos Rezzónico, fue un valiente testigo del Evangelio de Jesús", afirmó el delegado episcopal para las Causas de los Santos.
Doná a AICA.org

El obispo castrense y delegado episcopal para las Causas de los Santos, monseñor Santiago Olivera, expresó su pesar por el fallecimiento el 19 de enero pasado del doctor Carlos Rezzónico, perito médico de las causas de beatificación y canonización del Santo Cura Brochero. 

"Nos duele la partida del doctor Rezzónico, pero nos da mucha alegría saber que está contemplando al Señor, fue un valiente testigo del Evangelio de Jesús", manifestó.

Monseñor Olivera, siendo obispo de Cruz del Eje y a cargo de la delegación episcopal trabajó en el tramo final de la causa de beatificación y en el proceso hasta la canonización de San José Gabriel del Rosario Brochero, por lo que estableció un importante lazo con el médico fallecido.

“Cuando alguien parte, sin lugar a dudas nos duele su ausencia, en el caso del doctor Carlos Rezzónico también invade una certeza de su presencia distinta y nueva. Tuve la gracia de conocerlo en mi tiempo de obispo de Cruz del Eje y el trabajo concretamente de la causa de Brochero, pero que no solo se redujo a su servicio tan desinteresado, tan responsable, tan profesional, tan fecundo en la causa propiamente de la beatificación y la canonización”, puntualizó.

“El doctor Rezzónico, acompañó muy de cerca los dos primeros supuestos y luego confirmados milagros que llevaron a tener como gracia a Brochero primero beato y luego santo”, agregó.

Monseñor Olivera recordó, además, que tuvo la gracia de viajar con él a Roma "cuando pudo exponer ante la junta médica acerca del milagro que llevaría a la beatificación a nuestro santo cura sobre lo sucedido con nuestro querido Nicolás Flores (primer milagro)”.

Sobre la vida del médico, el obispo reflexionó: “Para mí es una alegría muy grande haberlo conocido, haber compartido esos días allí, valoro su austeridad, responsabilidad, su vida de oración, su vida de fe y su familia. Realmente sin apresurarnos obviamente, pero uno tiene esa sensación que hemos tenido la gracia de haber conocido a un verdadero hombre de Dios y que siento que rezo por él, pero también que a él me encomiendo”.

“La Providencia ha querido que el Señor lo llamara a su Casa en esta nueva semana brocheriana, donde tantas veces hemos compartido su presencia con él, en algunos días allí en Brochero, por querer justamente sumarse y rezar juntos por la pronta canonizasion de nuestro Santo Brochero cuando así lo hacíamos”.

Monseñor Olivera subrayó que el doctor Carlos Rezzónico fue "un protagonista humilde, sencillo, nunca con un papel protagónico, pero siempre ocupando un lugar fundamental en la Causa de Brochero”.

"Pedimos con fuerza que el Señor le dé el premio de los justos, que le dé el descanso eterno y que para él, brille la luz que no tiene fin y que por la misericordia de Dios descanse en paz. Nos duele su partida, pero nos da mucha alegría saber que está contemplando al Señor que tanto quería y que sin duda tomó su vida y fue un valiente testigo del Evangelio de Jesús”.

Por último, monseñor Olivera transmitió un mensaje a los familiares y amigos de Rezzónico: “Un cariño grande a su señora, a sus hijos y allegados, frente a la pérdida pese a no haber palabras, sepan que sin duda hay una paz interior, sabiendo que está ya gozando de nuestro buen Dios”.+