Sábado 28 de enero de 2023

Mons. Olivera: "Es un beneficio que no contribuye a la reconciliación"

  • 11 de mayo, 2017
  • Cruz del Eje (Córdoba)
El obispo castrense electo, monseñor Santiago Olivera, consideró que "hay que recuperar el cumplimiento de la ley", al opinar sobre el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que aplicó la ley del 2x1 en un caso de lesa humanidad, y aseguró que "da la sensación de que es un beneficio que no produce el camino de reconciliación del que está hablando la Iglesia". "A veces se cree que pensar en un camino de reconciliación supone también impunidad y dejar atrás los delitos aberrantes cometidos; pero no es así, la verdadera reconciliación sólo se va a conseguir con justicia, con reparación y con verdad", subrayó.
Doná a AICA.org
El obispo castrense electo, monseñor Santiago Olivera, consideró que "hay que recuperar el cumplimiento de la ley", al opinar sobre el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que aplicó la ley del 2x1 en un caso de lesa humanidad, y aseguró que "da la sensación de que es un beneficio que no produce el camino de reconciliación del que está hablando la Iglesia".

"A veces se cree que pensar en un camino de reconciliación supone también impunidad y dejar atrás los delitos aberrantes cometidos; pero no es así, la verdadera reconciliación sólo se va a conseguir con justicia, con reparación y con verdad", sostuvo en declaraciones a radio Rivadavia.

"Con la ley del 2x1, uno supone que es impunidad para cualquiera que haya cometido un delito; nunca puede dejar de cumplirse lo que la ley ha marcado, y la impunidad siempre prepara nuevos delitos", advirtió.

El prelado dijo que el fallo del máximo tribunal sorprendió a todos los obispos que participaron la semana pasada del plenario episcopal: "Nosotros estábamos en un camino de servicio y encuentro; como dijo monseñor (Jorge) Lozano, fue una infeliz coincidencia".

"Es triste, pero me parece que estamos lejos aún de reconciliarnos", opinó, y agregó: "Tenemos que transitar muchos caminos; hay heridas muy abiertas, de uno y otro lado, esa es nuestra realidad".

"Como decía una familiar de desaparecidos montoneros, que dio una charla en nuestro encuentro, no se puede mirar la vida con ojos de pirata, es decir, hay que mirar con los dos ojos, porque han sufrido de los dos lados; claro que uno, ciertamente mucho más grave, porque el Estado debe defendernos y cuidarnos y no utilizar métodos totalmente inaceptables", concluyó.+