Lunes 20 de mayo de 2024

Mons. Olivera agradeció al clero castrense por su servicio y entrega sacerdotal

  • 4 de agosto, 2023
  • Buenos Aires (AICA)
En un mensaje por la memoria litúrgica del Sto. Cura de Ars, patrono de los sacerdotes, el obispo dio gracias por el "gran don" del sacerdocio, que espera siga sostenido por la oración mutua.
Doná a AICA.org

El obispo castrense, monseñor Santiago Olivera, recordó que el papa Benedicto XVI confirmó como patrono de los sacerdotes del mundo al santo Cura de Ars, cuya memoria litúrgica se celebra el 4 de agosto.

Tras citar una de las reflexiones que el fallecido pontífice alemán hizo en el marco del Año Sacerdotal (2009-2010), invitó a renovar la gratitud por la vida y entrega cotidiana de san Juan María Vianney –tal el nombre del santo- y por el ejercicio apasionado de su ministerio.

Asimismo, animó a los sacerdotes a renovar siempre ese “don recibido del buen Dios que, ‘mirándonos con misericordia’, nos llamó” para ese servicio.

"Deseo que tu identidad sacerdotal siga siendo ese distintivo necesario, para servir más y mejor a los hombres y mujeres de nuestras Fuerzas", puntualizó, y destacó que el Papa Francisco define la gratitud como "un arma poderosa".

“El sacerdocio es el amor del corazón de Jesús”, memoró que repetía con frecuencia el santo Cura de Ars.

Monseñor Olivera les aseguró, a cada uno de los sacerdotes del clero castrense, que el “ser sacerdotal”, el “hacer sacerdotal”, es lo que más “reclaman y reclamarán de tu servicio y entrega” y les agradeció por su tarea pastoral.

“Como experiencia personal, a punto de cumplir casi 40 de años de sacerdote, me uno a la gratitud por el don recibido, don que también ‘volvería a elegir’, según me preguntaron hace poco en una entrevista, si naciera de nuevo. Porque si bien somos llamados, Dios no anula nuestra libertad, y es nuestra respuesta, al estilo del Cura de Ars, al estilo de la Virgen, una respuesta que -por amor- es plenamente libre”, afirmó, y agregó: “Agradezco junto a vos este gran don, que espero siga siendo sostenido por la oración mutua”.

“Rezo por vos, como vos rezás por mí, no solo en cada Eucaristía al pedir por el obispo, sino que también me sé presente en tus oraciones particulares. Muchas gracias, no solo por saberte llamado, sino también por responder en el ‘día a día’, con generosa entrega”, subrayó.

Monseñor Olivera le deseó a cada integrante del presbiterio de su ordinariato, que tenga “un feliz día de san Juan María Vianney”, y le expresó: “Un gran abrazo y, bajo el cuidado de la Virgen María, bajo la advocación de la querida Virgen de Luján, te dejo mi bendición”.+

» Texto completo del mensaje