Viernes 4 de diciembre de 2020

Mons. Ojea. "Pensemos en la dignidad de nuestro futuro"

  • 16 de agosto, 2020
  • San Isidro (Buenos Aires) (AICA)
"Que el Señor nos ayude a crecer después de esta pandemia en una mayor conciencia de la justicia entre las generaciones", expresó el obispo de San Isidro, y deseó: "¡Feliz Día del Niño!"

El obispo de San Isidro, monseñor Oscar Vicente Ojea, señaló que el mensaje para este domingo parte del relato de la fe de la mujer cananea que aparece en el Evangelio en San Mateo: “El Señor Jesús en este Evangelio se corre del centro de la escena y pone por ejemplo la fe de una mujer pagana, cananea, que acaba de tener un gesto de humildad impresionante para con Él”.

El prelado explicó que la mujer le implora a Jesús que sane a su hija, y afirmó: “En un primer momento el Señor parece no escuchar los gritos de ese sufrimiento maternal, al punto que los discípulos interceden por ella”.

“Jesús se muestra duro para que su fe quede en el centro de la historia”, destacó.

“Esta mujer es un modelo de fe, de una fe que se arroja, que se abandona totalmente en Dios. Entre Jesús y esta mujer hay una niña cananea que está enferma física y espiritualmente”, aseguró.

Campaña Donación AICA

El obispo sanisidrense recordó que en la encíclica Laudato si’, el papa Francisco habla de “la justicia entre las generaciones” y pregunta: “¿Qué mundo vamos a dejarles a nuestros hijos?, ¿un mundo lleno de escombros, de desierto y de suciedad?, ¿le vamos a dejar un mundo donde sea posible la fraternidad, el conocimiento del otro, el escucharnos mejor?”.

Hacia el final de su mensaje, monseñor Ojea invitó a pedirle al Señor que “en este Día del Niño, pensemos en la dignidad de nuestro futuro”.

“¿Qué significa nuestro paso por el mundo? El mundo y el ambiente que hemos recibido son un préstamo que hemos recibido para dejárselos mejor a todos nuestros hijos”, sostuvo.

“Que el Señor nos ayude a crecer después de esta pandemia de una mayor conciencia de la justicia entre las generaciones, y ¡Feliz Día del Niño!”, concluyó.+