Viernes 30 de julio de 2021

Mons. Ñáñez: "La maternidad es una realidad que honra a toda mujer"

  • 19 de octubre, 2020
  • Córdoba (AICA)
Recordó que "ante todo un acontecimiento espiritual", al señalar que aun las que no han engendrado en su seno, pueden tener en su corazón y en su vida sentimientos "verdaderamente maternales".
Doná a AICA.org

El arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos José Ñáñez, presidió la misa dominical en la parroquia Nuestra Señora Madre de Dios y de la Iglesia, del barrio Las Palmas de la capital provincial, donde recordó a las madres en su día.

“Quisiera proponer algunos ‘tips’ o sugerencias para nuestra reflexión en torno a la Palabra de Dios que acabamos de escuchar y en relación con la conmemoración del Día de la Madre, en este escenario particular que nos presenta la pandemia del coronavirus”.

“El Día de la Madre representa una conmemoración cara a nuestros afectos. Nuestro corazón se llena de recuerdos, en general gratos, y brotan sentimientos de reconocimiento, de agradecimiento y cariño. No es casual que celebremos esta Eucaristía dominical en esta parroquia que honra a la Santísima Virgen María con este doble título: ‘Madre de Dios y Madre de la Iglesia’”, explicó.

El arzobispo de Córdoba subrayó que “la maternidad es una realidad que honra a toda mujer”, al recordar que “no se trata de un hecho puramente biológico, sino que es ante todo un acontecimiento espiritual”.

Por eso, señaló aun las que no han engendrado en su seno, “pueden tener en su corazón y en su vida sentimientos y actitudes verdaderamente maternales”.

Monseñor Ñáñez pidió “desterrar los abusos que a veces convierten en madres a mujeres que no son más que niñas o adolescentes” y también consideró “importante no asumir actitudes irresponsables respecto a la maternidad en cualquier edad de la mujer”.

“Debemos hablar de paternidad y maternidad responsables. La solución frente a maternidades no deseadas no es el aborto, porque vale toda vida, sobre todo cuando es frágil e indefensa”, aseveró.

“Frente a esas maternidades no deseadas habrá que buscar otros caminos que resguarden toda vida. Una de las posibles soluciones sería agilizar la ley de adopción para permitir, con todos los recaudos necesarios, que los niños sin hogar puedan ser acogidos por matrimonios y familias bien dispuestas para ello”, indicó.

“Más allá de las situaciones difíciles o dramáticas, hay que señalar con toda nitidez que la maternidad es un don que humaniza, al engendrado, ante todo, que desde el seno de su madre entabla con ella un diálogo precioso y secreto a la vez, y a la madre gestante, cuya vida queda referida de un modo especial al niño por nacer, que es nada menos que ‘su’ hijo. Este don que humaniza a la gestante y al gestado, también enriquece y ennoblece a toda la sociedad, humanizándola”, sostuvo.

El arzobispo de Córdoba afirmó que “la mujer, toda mujer, como madre desde el corazón es una cuidadora incondicional y cariñosa de la vida, de toda vida” y destacó: “La pandemia en curso y sus dolorosas consecuencias ha puesto de relieve esta característica, este don de la mujer, en tantas abuelas, esposas, madres, novias, hermanas, médicas, enfermeras y colaboradoras con los agentes sanitarios”.

“La mujer humaniza la vida, especialmente, en las circunstancias difíciles. Para ellas, nuevamente todo nuestro reconocimiento, nuestro cariño y nuestra perenne gratitud”, expresó.+