Viernes 24 de mayo de 2024

Mons. Montini: "Jesús logra el milagro de la unidad y la fraternidad"

  • 29 de diciembre, 2022
  • Santo Tomé (Corrientes) (AICA)
El obispo de Santo Tomé se refirió al Niño como iluminador de nuestras vidas y como artífice de unidad.
Doná a AICA.org

El obispo de Santo Tomé, monseñor Gustavo Alejandron Montini, en su mensaje de Navidad, se explayó sobre la luz que trae el Niño Dios en medio de la oscuridad y del desorden de nuestras vidas, y a la manera en que nos une, como unió a personas de diferente condición en la noche de Belén.

Para comenzar, advirtió: “Una tentación muy grande que todos tenemos en este contexto de fin de año, donde hay tantas cosas, es entender que la Navidad es una cosa más. Y yo entendería que eso es como desacralizarla, profanarla”. En efecto, “porque el que nace es Dios: nació, pero nace también en este momento”.

El diocesano recordó también que la Natividad del Señor sucede “en un contexto de noche y de mucho desorden. De hecho, los encontramos a María y a José que van a censarse a Belén”.

Al respecto, subrayó: “Creo que esto es muy iluminador, que está bien pensar que en los momentos de desorden, en los momentos de noche, con toda la simbología que entraña, son momentos particulares en los que Jesús nace y nos muestra su rostro, nos hace sentir que está, que nos acompaña y que nos ama. Por eso aparece como la Luz y como el que nos devuelve la esperanza”. 

Monseñor Montini también se refirió a la escena del pesebre: “Es bellísima, porque todo va haciendo que se concentre en torno al recién nacido, al Niño envuelto en pañales”.

Y añadió: “Ahí se reúnen todos, no solamente los animales, que son los espectadores primeros de ese acto prodigioso, sino también María y José; los pastores, que son los pobres de su tiempo; los Reyes Magos, que eran los ricos, los lejanos de su tiempo”, es decir que “todos se reúnen en torno a Jesús; Jesús logra el milagro de la unidad, de la fraternidad”.

En ese sentido, el prelado expresó: “¡Qué bueno que el pesebre nos traiga esta gracia y nos permita encontrarnos más allá de nuestras ideas, de nuestras posiciones, de nuestras experiencias, de lo que tengamos!”.

Antes de concluir, deseó "que nos encuentre y que nos regale el milagro de devolvernos la dignidad, la de ser hijos de Dios, porque esto es lo que viene a anunciar Jesús, la de ser hermanos entre nosotros”.+