Viernes 23 de julio de 2021

Mons. Mestre: "Ser misioneros paradigmáticos"

  • 14 de julio, 2021
  • Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA)
El obispo de Mar del Plata predicó con sus habituales tres puntitos en el 15° domingo durante el año, con el llamado de Jesús a la misión.
Doná a AICA.org

En su homilía del 15° domingo durante el año, monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata, enseñó con tres conceptos a la luz del discurso misionero: Jesús, Iglesia, e informal. 

Centrados en Jesús
En primer lugar, el prelado explicó que es el Señor quien nos envía y nos hace verdaderos anunciadores. "No de nuestra palabra sino de su Palabra", aclaró. 

El obispo animó a no perder de vista nunca esta centralidad en Jesús y agregó: “La obra es de Dios, no es nuestra”. Por eso, explicó que la misión es austera y advirtió que, en esta tarea misionera, corremos el riesgo de poner más el acento en los medios que en el fin. 

“Tener buen material gráfico, poseer muchos medios de comunicación, tener los mejores equipos musicales. Eso viene en segundo lugar”, recalcó e invitó a la reflexión: “¿Tengo conciencia de ser un enviado del Señor? ¿Descubro que es Jesús quien me da el poder para ser un verdadero misionero?”

En la Iglesia comunidad de testigos
Monseñor Mestre explicó el motivo de la insistencia para ir “de dos en dos”. Aclaró que en la legislación judía un testimonio solo era creíble cuando estaba ratificado por dos personas. “Los testigos de Jesús siguen la misma perspectiva. No son “francotiradores de la fe”, sino que están en la “comunidad de testigos” que se llama Iglesia”, afirmó. Añadió que, incluso cuando un misionero va solo, la misión no es personal sino eclesial y exhortó a preguntarse: “¿Participo en la Iglesia, la comunidad de los testigos, para ser un auténtico misionero de Jesús? ¿O tiendo a ‘cortarme solo’?”

Protagonistas de la “predicación informal”
Por último, el prelado marplatense citó al papa Francisco en Evangelii gaudium, donde el Santo Padre invita a vivir una profunda renovación misionera en la predicación informal. “Ser discípulo es tener la disposición permanente de llevar a otros el amor de Jesús y eso se produce espontáneamente en cualquier lugar: en la calle, en la plaza, en el trabajo, en un camino”. 

Para terminar, el obispo resaltó el discurso del Papa al Celam en Aparecida, el año 2013, en el que exhorta a una misión programática y también paradigmática. 

Monseñor Mestre concluyó que el desafío de los puntos 1 y 2 no debe vivirse solo en las misiones “formalmente organizadas” sino en las “misiones paradigmáticas”, en todos los ámbitos, tareas y servicios de la Iglesia.+