Sábado 25 de junio de 2022

Mons. Mestre: "Estamos invitados a navegar mar adentro de nuestra vida"

  • 10 de febrero, 2022
  • Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA)
En la homilía dominical, el obispo reflexionó a partir de tres personajes de las lecturas: Isaías, Pablo y Pedro.
Doná a AICA.org

El obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Antonio Mestre, en su homilía de este domingo, reflexionó sobre la misericordia de Dios, su llamado a anunciarlo y a navegar mar adentro en su Palabra.

Misericordia: encuentro de la miseria del ser humano con el amor de Dios

Para comenzar, el obispo sintetizó las lecturas domincales: "Isaías, Pablo y Pedro tienen una fuerte experiencia de misericordia de Dios. Isaías, en la primera lectura, confiesa su miseria al sentirse perdido y ser un hombre de labios impuros; Pablo, en la segunda lectura, capta su miseria cuando se siente el último y no se considera digno de ser llamado apóstol; Pedro, en el Evangelio, descubre su miseria y confiesa con temor que es un pecador. Pero los tres quedan transformados totalmente por el poder de Dios".

Y concluyó en que "esto es misericordia: presentar a Dios nuestra miseria para que Él pueda obrar en nuestras vidas conforme a su santa voluntad". 

Renovados por Dios llamados a ser anunciadores del Reino

En segundo lugar, observó que "Isaías, Pablo y Pedro quedan renovados por Dios y se convierten en anunciadores del Reino". En cuanto a esto, explicó que "ellos tres y nosotros somos invitados a dar testimonio en el mundo de que Dios es el único que puede dar sentido pleno a nuestra vida y que por lo tanto vale la pena seguirlo".

Y resumió: "Tenemos que redescubrirnos enviados, anunciadores del kerigma y verdaderos pescadores de hombres. Entendiendo muy bien esta última frase. No se trata de ganar adeptos o prosélitos como si fueran una suerte de militantes contratados. Se trata de ser anunciadores, invitando a todos los seres humanos a hacer experiencia de encuentro con el Dios misericordioso y dejarse llevar por su proyecto". 

Navegar mar adentro y echar las redes: un verdadero programa de vida

Por último, manifestó que "las palabras de Jesús son un verdadero programa de vida. El Señor invita a los discípulos a navegar mar adentro y echar las redes. Contra todo cálculo humano, que por experiencia sostenía que si en la noche no había pique menos se iba a dar a la mañana, Pedro hace caso a Jesús. Navega mar adentro y porque Él lo dice echa las redes". 

En ese sentido dijo que "estamos invitados a navegar en el mar adentro de nuestra vida y de la historia. Es decir en la profundidad de las realidades que tenemos que afrontar: lo bueno y lo malo, lo gozoso y lo doloros. Navegarlo, no escapar, buscar profundidad y rechazar toda tentación de superficialidad".

Para terminar, exhortó a que "en lo más profundo de nuestro corazón: en su Palabra, en la Palabra de Jesús, en la fe-confianza de su presencia en nuestra vida, ser capaces de echar las redes. +