Sábado 25 de junio de 2022

Mons. Mestre: Profundidad, Palabra y Misión, las claves de la vocación

  • 8 de febrero, 2022
  • Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA)
En la semana vocacional de Mar del Plata, rezarán por los seminaristas, jóvenes y enamorados. El obispo expresó en tres palabras el sentido de la vocación: "Profundidad, Palabra, Misión".
Doná a AICA.org

La Semana Vocacional 2022 en Mar del Plata comenzó el sábado 5 de febrero, para terminar el domingo 13. Entre las celebraciones, agradecerán la admisión de dos seminaristas como candidatos a las Sagradas Órdenes, y el acolitado recibido por el seminarista Juan Marcos Degl’Innocenti. También habrá una jornada para jóvenes, con adoración eucarística, y el sábado 12 se rezará por los enamorados. 

Además, el fin de semana del 12 y 13 de febrero se llevará a cabo una colecta para el sostenimiento de las vocaciones. 

En el marco de esta Semana Vocacional, el obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, reflexionó sobre la vocación de las figuras de la Sagrada Escritura que aparecen en las lecturas de este domingo: Isaías, Pablo y Pedro. Y, en tres palabras, resumió su mensaje: “Profundidad, palabra y misión”. 

Profundidad
En primer lugar, observó: “Navegar mar adentro, implica ganar en profundidad. A medida que nos alejamos de la costa las aguas se vuelven más profundas. Esta metáfora, esta imagen nos puede estimular para que realmente ganemos profundidad en la totalidad de nuestra vida”.

Y agregó: “Ser profundos nos hace bien porque nos permite encontrarnos con Dios, con nosotros mismos y con nuestros hermanos. La profundidad nos libra de dos tentaciones de nuestro tiempo: la superficialidad y la mediocridad”. 

“¡Que con Pedro y sus compañeros hoy y siempre ganemos en profundidad en todos los ámbitos de nuestra vida para encontrarnos con Dios!”, exhortó.

Palabra
Asímismo, rescató que “Pedro confía en la Palabra de Jesús. Contra todo cálculo humano, que por experiencia sostenía que si durante la noche no había pique menos lo iba a haber en la mañana, Pedro hace caso a Jesús y apuesta por su Palabra”.

Y explicó que en la lengua griega del Nuevo Testamento dice: “En tu Palabra echaré las redes”. 

Con relación a esto, señaló que “Cristo y su Palabra de vida para nosotros son un verdadero camino vocacional en nuestro tiempo hoy. Su Palabra nos permite ser hombres y mujeres de fe y confianza en medio de la inestabilidad de la vida y la historia”. 

Misión
Por último, destacó la conversión y renovación en la vida de Pedro: su llamado a la misión. Y señaló la frase de Jesús: “No temas, de ahora en adelante serás pescador de hombres”. 

En ese sentido, aclaró: “Esta metáfora no debe ser entendida en clave de proselitismo, es decir, con la intención de ganar partidarios o adeptos para la Iglesia, sino en perspectiva de misión evangelizadora: dar a conocer a los demás lo mucho de bien que Cristo nos hace”.

Para terminar, resumió que “esa es la verdadera misión: poder proclamar con las palabras y con las obras que Jesús realmente nos ama y quiere lo mejor para cada uno en cualquier circunstancia de vida que se encuentre”.

Y explicó: “Ser misioneros es dejarse transformar por el Señor como Pedro y salir de sí a contagiar a los demás la alegría de estar cerca de Jesús y su Palabra”. +