Martes 28 de septiembre de 2021

Mons. Mestre: "Descansar con Él, por Él y en Él"

  • 21 de julio, 2021
  • Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA)
El obispo de Mar del Plata predicó con sus tradicionales tres puntos en el 16° domingo durante el año que relata el regreso de los apóstoles de su servicio misionero.
Doná a AICA.org

En su homilía del 16° domingo durante el año, monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata, enseñó con sus tradicionales tres puntos que resumió en: Dios, Pastores, y Descansar.

El Dios en quien creemos
Monseñor Mestre comenzó preguntando en qué Dios creemos y advirtió que a partir de las lecturas de este domingo es posible captar tres características de Él: pastor (primera lectura y salmo), compasión entrañable (la traducción exacta de lo que aparece en el Evangelio) y paz (a la luz de la segunda lectura). 

Con relación a esto subrayó: “Este es nuestro Dios: el pastor que cuida y protege a su pueblo; el de compasión entrañable que se inclina hacia el dolor y sufrimiento de su pueblo; el Dios que trae la paz porque el mismo es nuestra paz”, agregó.

En ese sentido, el obispo invitó a preguntarse: “¿Dejo que Cristo sea “mi paz” total y definitiva? ¿Anuncio la paz a mis hermanos? “

Llamados a ser pastores
El prelado marplatense advirtió que cada uno desde su vocación es llamado a ser pastor: “Con diversos niveles de responsabilidad y en distintos ámbitos todos somos Pastores, todos ejercitamos la función Pastoral, la dimensión regia o real de nuestro Bautismo. Por lo tanto, el cuidar y guiar; tener compasión entrañable y ser pacíficos y pacificadores es parte de nuestra identidad de discípulos misioneros de Jesús”.  

Por eso, monseñor Mestre exhortó a preguntarse: “¿Busco ser Pastor de mi pueblo en la vida cotidiana?”

Aprender a descansar con el Señor
Tras subrayar que en el Evangelio Jesús invita a sus discípulos a descansar, señaló: “Por diversos motivos hoy también nosotros vivimos un tiempo vertiginoso y no sabemos descansar bien. A veces o no se busca el descanso o se lo busca mal, es decir, se pretende descansar en situaciones o ámbitos en donde no vamos a descansar nunca”. Sin embargo, el obispo recalcó que “Jesús nos invita a descansar con Él, por Él y en Él”.

Por último, monseñor Mestre explicó que, aún en las situaciones de legítimo ocio, Dios está presente en nuestra vida. “¡No nos perdamos la hermosa invitación de Jesús a descansar en su presencia!”, concluyó.+