Viernes 9 de diciembre de 2022

Mons. Martínez: "Hay que revisar actitudes de vida ligadas a la justicia y la caridad"

  • 28 de septiembre, 2022
  • Posadas (Misiones) (AICA)
"La formación cristiana implica un estilo de vida que debe integrar necesariamente el poner en práctica lo que creemos, el tratar de vivir la caridad", recordó el obispo de Posadas.
Doná a AICA.org

El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, consideró que difícilmente se podrá asumir un camino de maduración en la fe si los cristianos no revisan sus actitudes de vida ligadas a la justicia y la caridad, y si no se plantean algunos temas como señala el documento episcopal “Navega mar adentro” sobre el escándalo de la pobreza y la exclusión social.

“En dicho documento los obispos argentinos insistimos en la necesidad de acentuar en la vida cristiana una mayor formación en la moral social y en la doctrina social de la Iglesia, porque percibimos la ruptura que se da entre la fe y la vida, entre la fe y los criterios. Esto hace que los valores no estén suficientemente presentes en nuestra cultura. Esta ruptura entre la fe, la vida y los criterios, también se da en el ámbito de la cuestión social”, sintetizó el espíritu de aquella publicación episcopal.

El obispo posadense estimó importante hacer “una real evaluación y una autocrítica en orden a buscar caminos de conversión a Jesucristo, el Señor y a su propuesta” y puso el ejemplo diocesano, en el que se está tratando de asumir el documento de Aparecida y las orientaciones pastorales del primer Sínodo diocesano, y de buscar respuestas para “la formación y el camino de discipulado sobre todo del laicado que es la mayoría del pueblo de Dios”.

“El instituto de Teología y Pastoral, las escuelas básicas y de ministerios son junto con la catequesis, algunas de las respuestas que se ofrecen en la diócesis”, puntualizó, y reconoció que “es alentador percibir la cantidad de gente que está buscando formación y quiere involucrarse en este camino de discipulado”.

“Es importante señalar que este camino de discipulado no es sólo aprender conceptualmente elementos doctrinales. Desde ya que esto también es necesario e importante, pero la formación cristiana implica un estilo de vida que debe integrar necesariamente el poner en práctica lo que creemos, el tratar de vivir la caridad. En el amor a Dios y a los hermanos, especialmente a los más pobres, encontramos el termómetro que sirve para evaluar nuestro compromiso con el Señor”, sostuvo.

Monseñor Martínez invitó a pedir que a los cristianos “no nos pase como a ese rico del Evangelio de este domingo que, por su egoísmo e indiferencia, perdió el cielo, el abrazo de nuestro Padre Dios”.+