Sábado 24 de julio de 2021

Mons. Martínez: Celebrar la Trinidad en un tiempo de secularismo creciente

  • 2 de junio, 2021
  • Posadas (Misiones) (AICA)
El obispo de Posadas señaló el desafío de implica expresar que Dios es "el único absoluto" en un contexto en el que no se discute ni siquiera la existencia de Dios, sino que se la omite y silencia.
Doná a AICA.org

El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, recordó que celebrar la Trinidad no es otra cosa que expresar que “el único absoluto en nuestra vida es Dios” y detalló los desafíos que esto conlleva en este tiempo.

“Entre otros está el problema del creciente ‘secularismo’, que no discute ni siquiera la existencia de Dios, sino que la omite, y silencia los valores que implican considerar al hombre ‘imagen y semejanza de Dios’, y su consecuencia en la valorización de la vida humana como clave y sujeto de todo derecho”, puntualizó.

“La omisión de Dios del secularismo no es casual ya que, de hecho, desde la instalación de una cultura materialista se reduce la dignidad del hombre, considerándolo como mero objeto de consumo. De este modo no solo silencia y omite a Dios, sino también la dignidad humana”, sostuvo, y agregó: “El consumismo, entre otros males, deja en la exclusión a los pobres y somete a nuestros adolescentes y jóvenes al alcohol, la droga y otras adicciones”.

El prelado destacó que, pese a este “fuerte bombardeo que pretende un secularismo cultural y por lo tanto un ambiente consumista, el pueblo sostiene una fe fuertemente expresada en la religiosidad popular”.

“En las últimas semanas hemos asistido a grandes manifestaciones de fe como las celebraciones de Fátima y Santa Rita. Miles y miles de peregrinos participaron en las misas cuidando los protocolos sanitarios o bien siguiendo las transmisiones televisivas, expresando aquello que también percibimos en todas nuestras comunidades, capillas de nuestros barrios y pueblos, en donde la gente manifiesta una auténtica búsqueda de Dios”, valoró.

“La catequesis, los grupos bíblicos, los centros de formación y movimientos, alimentados por los sacramentos, sostienen valores como la vida, la familia, la solidaridad y otros, que nos animan en la esperanza de creer que en esta porción de nuestra Patria podemos construir una cultura más humanista”, aseveró.+