Viernes 14 de junio de 2024

Mons. Martín reflexiona sobre la 'reconfiguración' de la violencia urbana en Rosario

  • 6 de marzo, 2023
  • Rosario (Santa Fe) (AICA)
Se refiere a diferentes capas que contribuyen al problema, y considera urgente que "Rosario se desangre menos". Asimismo, alerta sobre la "espiral de violencia" que implican 50 muertos en dos meses.
Doná a AICA.org

“Hoy leí un artículo sobre el narcotráfico que habla de la latinoamericanización de la Argentina y presenta a Rosario como que está en proceso hacia lo que sería Colombia, por ejemplo”, relata el arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Eliseo Martín, en una entrevista brindada al portal Suma Política, y enfoca su análisis en una suerte de capas que se interpenetran y potencian. 

“La primera es la más profunda: las fuerzas que mueven la historia son las mismas que mueven el corazón, de los corazones heridos sale la violencia; no me voy a cansar de decirlo, aunque no interese por qué interesa ver cuántos gendarmes llegan, seguramente todo eso se tiene que hacer pero también podemos aportar algo pacificando el propio corazón, la violencia está dentro de uno, esto se ve, por ejemplo, en la irascibilidad que hay en el trato”, advirtió.

El arzobispo rosarino puntualizó que “el segundo nivel es estructural y es el que define la justicia en la sociedad, con salarios dignos, con que todos tengan acceso a los bienes básicos, que haya fuentes de trabajo y dignidad en las jubilaciones; tiene que haber al menos un mínimo de equidad, que las familias puedan tener vivienda, tierra, techo y trabajo, como dijo el Papa Francisco”. 

Ahí hay una tarea enorme de toda la sociedad y de la dirigencia política, que debe generar condiciones que permitan vivir dignamente”, enfatiza, y asegura que “la pobreza hiere los corazones”.

“Si paso por una vidriera y me muestran los últimos adelantos tecnológicos, y cosas que no están a mi alcance ¿cómo se siente eso? La televisión refriega el bienestar y si vivo en piso de tierra y chapas o no tengo qué comer, ¿cómo se siente eso? Así es como se genera el caldo de cultivo en el corazón de las personas”, opinó.

Durante el reportaje, el arzobispo busca por momentos en su teléfono los textuales de los temas que va citando. “Hoy decía el sociólogo Agustín Salvia, director del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), que con el mero crecimiento económico no basta para superar la pobreza, se necesita una acción directa para incluir a las personas en el desarrollo, para lograr equidad, porque hay sueldos altísimos y un 49 por ciento de empleo informal, el desafío es cómo incorporarlos”, analiza.

“El tercer nivel de causas, el de la superficie, es la seguridad en sí: se necesita de planes lúcidos que vean la realidad del problema y pongan los medios necesarios para resolverlo, esto no lo puede hacer la Iglesia ni la universidad ni ninguna institución, solo el Estado, que tiene el monopolio de la fuerza para usarla racionalmente, con debido respeto a la dignidad de las personas”, dijo. 

Monseñor Martín sostuvo que lo urgente es que “Rosario se desangre menos, 50 muertos en dos meses son otras tantas familias destruidas, donde puede surgir la venganza y entonces la violencia se hace un espiral que va in crescendo y no se rompe”.

El arzobispo  no pasa por alto la distorsión en relación con el verdadero sentido de la vida, y sostiene: “El consumo de drogas es transversal a la sociedad, mientras que los pobres, sin un horizonte de vida y en la marginalidad, consumen droga mala que les genera una adicción terrible; otros van al barrio a buscar droga de calidad en un super auto, pero no toman conciencia de que su divertimento cuesta la vida de mucha gente”.

¿Se puede sostener ese circuito sin que exista acción u omisión? “En el mensaje de Cuaresma de 2020 y 2022, yo preguntaba si existía algún grado de connivencia de los distintos factores de poder para haber llegado a esta situación: del sistema penitenciario, del de seguridad, en algún punto de la Justicia y del sistema financiero, que lava dinero y en el que se desenvuelven grandes señores, o de la política. Daría la sensación de que habría permeado en algún punto de estos sistemas porque no se explica si no cómo avanza el narcotráfico”, enfatiza.+