Lunes 4 de julio de 2022

Mons. Marino acompañó el Jubileo de las Actividades Caritativas

  • 9 de septiembre, 2016
  • Mar del Plata (Buenos Aires)
El sábado 3 de septiembre, el obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino, acompañó la asamblea trienal de Cáritas y el Jubileo de las Actividades Caritativas, jornada en la que compartió una meditación. El prelado llamó a "tomar el ejemplo de los santos", y habló de santa Teresa de Calcuta, Mama Antula y el Cura Brochero.
Doná a AICA.org
La asamblea trienal de Cáritas en Mar del Plata se desarrolló el sábado 3 de septiembre, en el colegio Santa Cecilia (Córdoba 1336), con la participación de directores y voluntarios de las Cáritas parroquiales, acompañados por el obispo diocesano, monseñor Antonio Marino.

Por la mañana, el obispo compartió una reflexión sobre el texto bíblico de la parábola del Buen Samaritano y aseveró que "cuando alguien viene a pedir ayuda a Cáritas, es aquí y ahora, no importa su historia de pecado, hay que curarlo y sanarlo sin importar de dónde viene".

Luego, como establece el estatuto, se agradeció a la comisión saliente y se presentó la nueva junto con la memoria del trienio 2013-2016. Además, se hizo una recorrida y un trabajo con diferentes afiches de las Cáritas parroquiales. Por la tarde, la convocatoria se abrió a las pastorales caritativas con las que se celebró el Jubileo.

A continuación, monseñor Marino reflexionó sobre la misericordia y la alegría, y exhortó a "salir a las periferias del dolor, de las drogas, de las cárceles y de la secularización de la cultura".

"Propongamos el mensaje de Jesucristo Salvador. Son muchos los que nos esperan, porque necesitan aliviar su dolor y se preguntan por el sentido de la existencia. Que Jesucristo bendiga este encuentro", expresó.

Asimismo, con motivo de la canonización de la Madre Teresa de Calcuta que se celebraría al día siguiente, 4 de septiembre, el prelado destacó la figura de "una gran santa sin duda, a través de la cual, Cristo se hizo presente sembrando alegría y paz, mostrando la sonrisa de Dios hacia los indeseables de este mundo y la hondura de su misericordia".

El obispo mencionó también la beata María Antonia de Paz y Figueroa ? Mama Antula- y al beato Cura Brochero, quien pronto será canonizado en Roma, el 16 de octubre.

"Los santos son un estímulo poderoso para nuestra misión", aseguró el obispo, y pidió que "animados por el ejemplo de los santos, se digne el Señor conceder a nuestra Iglesia una hermosa primavera espiritual".

Además, los presentes pudieron recorrer los banners de la expo misericordia interiorizándose junto a las pastorales caritativas. A las 18.30 se realizó la peregrinación hacia la catedral y, luego de pasar la Puerta Santa, celebraron la Eucaristía a las 19, presidida por el obispo diocesano.

Ver meditación de monseñor Antonio Marino en el Jubileo de las actividades caritativas diocesanas.+

Texto completo.