Jueves 16 de septiembre de 2021

Mons. Macín: "San José, un estilo siempre vigente"

  • 17 de febrero, 2021
  • Reconquista (Santa Fe) (AICA)
En una carta pastoral por el Año Internacional de San José, el obispo de Reconquista animó a meditar y a acrecentar la devoción al patrono de la diócesis, y motivar el aprendizaje de su testimonio.
Doná a AICA.org

El obispo de Reconquista, monseñor Ángel José Macín, tituló “San José, un estilo siempre vigente” su carta pastoral por el Año Internacional de San José, convocado por el papa Francisco al cumplirse 150 años de su proclamación como patrono de la Iglesia.

"A nosotros nos ha conmovido de un modo especial, porque San José es patrono de nuestra diócesis. Por lo tanto, esta iniciativa nos cabe de un modo ineludible", puntualizó.

"La figura de San José, más allá de lo que se pueda decir sobre él, decanta por sí misma, y conviene contemplarla asiduamente, ya que siempre tiene un mensaje nuevo para ofrecernos. Esto vale también para el momento actual. Su estilo permanece vigente, y puede seguir sumando matices a la belleza y efectividad pastoral de nuestra Iglesia diocesana", destacó.

El prelado explicó que la intención de su carta no era repetir el magisterio pontificio, sino: "Animar a meditar sobre él y a acrecentar nuestra devoción a nuestro patrono, y también a motivar nuestro aprendizaje del testimonio de San José, vinculando su figura al caminar diocesano, de tal manera que la pastoral orgánica de este año se inspire y se desarrolle teniendo al padre adoptivo de Jesús como eje y punto de referencia permanente".

Monseñor Macín describe a José como un varón justo y destaca su modo de vincularse a una "gran mujer" como es la Virgen María. También subraya que su misión fundamental fue la de ser "padre adoptivo de Jesús", invita a mirarlo como "sencillo y silencioso trabajador en Nazaret".

"San José, un estilo antiguo pero siempre nuevo y vigente para la Iglesia diocesana, y para toda la humanidad. A él confiamos nuestras penurias, nuestras preocupaciones y nuestras esperanzas. A él, de un modo especial, encomendamos a aquellos que han partido a la casa del Padre por la pandemia y otras enfermedades", señala.

"A él le pedimos la salud. A él le rogamos que nos renueve en la fortaleza y en la esperanza. A él, le suplicamos nos enseñe a interpretar los sueños de Dios, quien una vez más nos dice: 'no ven que estoy por hacer algo nuevo; miren, ya he comenzado'”, concluye.+

» Texto completo de la carta