Martes 22 de septiembre de 2020

Mons. Lozano presentó el Protocolo para la protección de niños y adultos vulnerables

  • 16 de septiembre, 2020
  • San Juan (AICA)
"Queremos generar en nuestros espacios ambientes sanos", aseguró el arzobispo de San Juan de Cuyo al detallar sus alcances y presentar a los miembros de la comisión que abordará el tema de los abusos.

El arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Eduardo Lozano, presentó el Protocolo de Protección de Niños, Niñas, Adolescentes y Adultos Vulnerables que se pondrá en práctica en esta jurisdicción eclesiástica.

En una rueda de prensa interactiva a través del canal de Youtube del arzobispado, el prelado dio a conocer los objetivos y presentó la comisión que creó para abordar los casos de abusos.

La comisión será presidirá por la abogada Paula Berlincourt y estará integrada por María Isabel Carrizo (psicóloga), Pastora Oviedo (profesora), Cristina Tejada (abogada), Claudia Campos (comunicadora social), y el presbítero Miguel Tejada.

“Queremos generar en nuestros espacios ambientes sanos”, aseguró monseñor Lozano, y expresó: “Nosotros podemos percibir, por un lado, que la cuestión del abuso sexual es una realidad muy dolorosa en nuestra provincia, los organismos del Estado nos dan cifras alarmantes de los casos que hay”.

“Respecto de la Iglesia de San Juan, no es una realidad extendida sí es algo que queremos observar, mirar, prevenir. Y también podemos rever algunas situaciones del pasado, ya que recibimos algunas consultas y esperamos que a partir de esta tarea queremos crear ambientes seguros para que no se den casos en el futuro”, puntualizó.

El arzobispo sanjuanino sostuvo que la creación del protocolo y la comisión no tienen que ver con que haya casos de abuso detectados en los últimos tiempos en la provincia, sino que se trata de una “indicación del Papa, realizada en mayo del año pasado, con la intención de recibir denuncias y prevenir hechos”.

Monseñor Lozano detalló que los integrantes de la comisión estarán disponibles para “toda situación en la que una persona considere que necesita de la Iglesia para poner en conocimiento o recibir el acompañamiento pastoral”.

Tras explicar el procedimiento que se aplicará en caso de denuncias, señaló que otro de los objetivos es la realización de jornadas de capacitación para detectar o prevenir situaciones de abuso.

“Ya nos reunimos con directivos de escuelas católicas, sacerdotes y dirigentes de instituciones. Ahora continuaremos la tarea de capacitación con otros sectores, como por ejemplo, el de los catequistas de parroquias, de colegios, docentes, seminaristas”.

En tanto, el presbítero Tejada, miembro de la Comisión, precisó: “Queremos tener ambientes saludables en las parroquias, en todos los grupos y espacios de la Iglesia. Esto se enmarca en un esfuerzo que la Iglesia Universal viene haciendo en el marco de los abusos sobre menores y personas vulnerables y que tiene como perpetradores a ministros consagrados".

“Este esfuerzo que se viene haciendo responde a una problemática que no podemos esconder, sino que, quizás hasta Dios ha permitido que salga a la luz para que pueda ser subsanada”.+