Domingo 26 de septiembre de 2021

Mons. Fernández alentó a hacer fecunda Fratelli tutti en la vida concreta

  • 23 de julio, 2021
  • La Plata (Buenos Aires) (AICA)
En una entrevista a casi un año de la encíclica, el arzobispo de La Plata habló de las preocupaciones de Francisco y su mirada sobre la globalización, la vida política y las comunidades populares.
Doná a AICA.org

A casi un año de que el papa Francisco publicara Fratelli tutti, el arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, concedió una entrevista a Producciones Luján en la que invitó a hacer fecundos los frutos de la encíclica en la vida concreta. 

Con relación a la personalidad del pontífice, el arzobispo platense afirmó: “Es verdad que el papa Francisco tiene una preocupación permanente por toda la situación del mundo y los rincones más olvidados; y lo vive sin intereses económicos y políticos. Los que lo conocen a Francisco saben de su austeridad excesiva. Nunca lograron que se fuera a comer a un restaurante, que se tome vacaciones, que se diera algún gusto. Nunca tuvo vacaciones, por lo tanto, los que lo conocen saben de esa austeridad difícil de evitar.”

En ese sentido, aclaró: “Frente a un mundo globalizado, Francisco se planta, mira esa globalización individualista y consumista y propone un amor universal en el sentido de ampliar tu capacidad de amar de tal manera que seas capaz de abarcar en ese amor a los últimos olvidados, abandonados, ignorados por este mundo injusto y ególatra”.

En cuanto a la incumbencia de la encíclica en la vida política, monseñor Fernández recordó que  “la pastoral social al igual que la encíclica tiene dos ejes: la defensa de la dignidad humana y el diálogo social”.

“El papa Francisco nos invita a conversar, cara a cara, persona a persona. A veces creemos que para llegar a la política hay que escribir artículos o hablar de política en las homilías. El mundo es persona a persona: conversar. Fratelli tutti tiene un diálogo muy rico sobre la política y tenemos que dialogar con los políticos para mostrar esta riqueza”, sostuvo.

Con relación a esto, destacó: “Después de la ley del aborto hemos cometido el error de pensar que esos que promovieron la ley hay que excluirlos del diálogo. Y no, no hace falta que pensemos exactamente igual que los otros porque si no, no existiría el diálogo ecuménico. No se puede conversar con alguien que piense siempre igual que vos.”

Al referirse a las comunidades populares, el arzobispo de La Plata cuestionó que “a los barrios marginales no los cuentan, no inciden en la vida política”, por lo que planteó: “El asunto es visibilizar su realidad, sus problemas. Y por eso el papa Francisco valora tanto a los movimientos populares de primer nivel que descolocan porque obligan a entrar en otra lógica, a plantearse otras cuestiones”.

“Las comunidades más populares y marginales pueden aportar creatividad. Y otras solo esperan recibir de arriba. Esa no es la propuesta del papa Francisco. Él propone trabajo, creatividad, agarrar los timones de nuestra propia vida”.

Por último, monseñor Fernández llamó a los canales de difusión a que, además de dar a conocer la encíclica, inviten a su aplicación concreta. “Si se conoce pero no se aplica no hubo recepción. Se conoce la encíclica haciéndola fecunda”.

La entrevista completa en www.produccioneslujan.org.ar.+