Jueves 1 de diciembre de 2022

Mons. Collazuol: "La fe requiere una respuesta personal"

  • 5 de octubre, 2022
  • Concordia (Entre Ríos) (AICA)
El obispo de Concordia destacó que la fe puede crecer cuando "la regamos" con la Palabra de Dios, con la oración, con la formación cristiana; pero, sobre todo, cuando se pone en obras.
Doná a AICA.org

El obispo de Concordia, monseñor Luis Armando Collazuol, recordó que “Dios ha querido darnos la fe para que por ella encontremos luz, norte en nuestra vida” y destacó: “Esta fe requiere una respuesta personal. Sí, fe es respuesta personal; es decirle sí al Señor”.

“La fe se nos da como una semilla, Él decía la del grano de mostaza: una semillita pequeña; pero que puede crecer. Si la fe es una semilla sembrada en nosotros, la fe puede crecer. ¿Cuándo crece? Cuando nosotros la alimentamos, cuando la regamos con la Palabra de Dios, con la oración, con nuestra formación cristiana”, graficó.

“La fe también va a crecer en la medida que la pongamos en obras. Una fe sin obras está muerta”, advirtió.

El prelado reconoció, sin embargo, que “así como la fe puede crecer también puede disminuir y puede morir. ¡Cuidado!", advirtió. "¿Y cuándo ocurre esto? Cuando nosotros nos volvemos a los ídolos; es decir, a las cosas del mundo que las convertimos en absolutos: nos preocupa más el cuerpo, nos preocupa más nuestras intenciones, nuestras ambiciones”.

Monseñor Collazuol invitó a pedir al Señor que ayude a cada uno a encontrar esa fe tierna, comprometida, madura; a saber que esta fe "también me ayuda a ir transformando el mundo en que voy viviendo, con una atmósfera nueva: la de la santidad, la de Dios”.

“Por eso, entonces, qué lindo es poder decir -como el apóstol Pablo-: ‘para mí la vida es Cristo’. Y si para mí la vida es Cristo, me juego en ese camino, lo busco, me entrego a Él, recibo su luz y como decíamos hace un poquito de tiempo: peleamos el buen combate para conquistar la vida que el Señor nos dio. Que el Señor los bendiga y aumente en ustedes la fe”, concluyó.+