Sábado 22 de enero de 2022

Mons. Cargnello alentó a apostar por la amistad social, la verdad y la justicia social

  • 10 de diciembre, 2013
  • Salta (AICA)
El arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, emitió una carta pastoral ante el clima de inseguridad y violencia generado a partir de la indefensión que produjo la protesta de la policía provincial por mejoras salariales. El prelado llamó a la sociedad a no tener miedo y "apostar por la amistad social", tendiendo puentes entre ciudadanos; alentó a buscar la verdad que conduce a la libertad e invitó a apostar por la justicia social, especialmente mediante la contención de los niños, los ancianos y los pobres.
Doná a AICA.org
El arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, emitió una carta pastoral ante el clima de inseguridad y violencia generado a partir de la indefensión que produjo la protesta de la policía provincial por mejoras salariales. El prelado llamó a la sociedad a no tener miedo, y luego de solucionado el conflicto, invitó a preguntarse: "¿Qué nos pasa?".

"¿Qué nos pasa? ¿Es posible que ante la amenaza de una huelga policial, real o supuesta, la locura destructora se instale? ¿Es explicable que por las redes de comunicación se autoconvoquen para conseguir por vía del saqueo "lo que no se consigue en un año de trabajo"? ¿Hemos perdido el rumbo? ¿Hemos logrado adormecer el sentido moral que late en la conciencia del hombre y nos indica que hay que hacer el bien y evitar el mal? ¿Ha callado el sentido solidario que busca crecer en dignidad mediante el trabajo, el esfuerzo y la constancia?", expresó.

Frente al panorama social, monseñor Cargnello llamó a "apostar por la amistad social", diciendo ?¡basta!? a esa actitud de "creerse dueños del rumbo de la Patria" y animó a hacer el esfuerzo de ver en el otro a un conciudadano con quien buscar el bien común.

El arzobispo también pidió apostar por la verdad: "La verdad nos hace libres. Esto nos lo enseñó Jesús y la experiencia lo demuestra. Necesitamos rehacer el tejido social y no es posible sin la verdad. Es una deuda entre los argentinos y grava en particular sobre los dirigentes religiosos, políticos y sociales".

Finalmente, el prelado invitó a apostar por la justicia social, especialmente mediante la contención de los niños, los ancianos y los pobres. "En nombre de ellos apostemos por la Argentina y por Salta una vez más. Es hora de abreviar, entre todos, los tiempos de la justicia que aún tarda en llegar. El Señor Jesús a quien esperamos en la Navidad cercana nos invita a recordar que El es nuestra luz y nuestra fortaleza", concluyó.+