Viernes 12 de agosto de 2022

Mons. Canecín bendijo a los pescadores en la Fiesta del Surubí

  • 4 de mayo, 2016
  • Goya (Corrientes) (AICA)
El obispo de Goya, monseñor Adolfo Ramón Canecín, recorrió el Riacho Goya a bordo de un guardacosta de la Prefectura Naval Argentina y bendijo, con una imagen de la Virgen de Itatí, a los pescadores que participan de la 41º Fiesta Nacional del Surubí. "Vamos a rezar para que se detenga el crecimiento del agua, que cesen las inundaciones y que se detengan las lluvias. Vamos a pedir que crezca la solidaridad, como expresión de la misericordia para salir al encuentro de tantas familias afectadas por las inundaciones", pidió.
Doná a AICA.org
El obispo de Goya, monseñor Adolfo Ramón Canecín, recorrió el Riacho Goya a bordo de un guardacosta de la Prefectura Naval Argentina y bendijo, con una imagen de la Virgen de Itatí, a los pescadores que participan de la 41º Fiesta Nacional del Surubí.

"María, madre de Jesús el pescador", fue el lema elegido por el prelado para iniciar su invocación religiosa, y destacar la figura de la Virgen, bajo la advocación mariana de Nuestra Señora de Itatí.

Al hacer referencia a un pasaje bíblico, monseñor Canecin recordó las palabras de la Virgen María en las Bodas de Caná: "Hagan todo lo que Él les diga", e invitó a todos, especialmente a los pescadores, a escuchar el llamado de la Madre. Luego citó el pasaje evangélico de la pesca milagrosa, en el que Jesús les preguntó a los pescadores si habían sacado algo y les aconseja "arrojen las redes a la derecha".

"María, la madre de Jesús, nos está indicando a quién tenemos que obedecer siempre" e hizo un parangón con el concurso nacional: "Si por ahí no nos está yendo bien en la pesca, preguntemos a María: ¿qué dice tu hijo el pescador?".

"Qué lindo es descubrir en Jesús el pescador, que en sus últimos momentos de su vida estando en la cruz nos dijo en la persona de Juan ahí tienes a tu Madre y ahí tienes a tu hijo´ entonces el propio Jesús nos dejó a su Madre, como madre de cada uno de nosotros, por eso, qué lindo que nosotros hagamos lo que hizo Juan y lo recibamos en nuestras casas", sostuvo.

Monseñor Canecín alentó a recibir a "María para que nos acompañe siempre" e hizo notar su afición especial por el deporte de la pesca.

En esta Fiesta Nacional del Surubí "vamos a rezar para que se detenga el crecimiento del agua, que cesen las inundaciones y que se detengan las lluvias. Vamos a pedir que crezca la solidaridad, como expresión de la misericordia para salir al encuentro de tantas familias afectadas por las inundaciones", afirmó.

"Que tengan buena pesca a todos los que van a pescar", finalizó e impartió una bendición implorando la protección de Dios, por intercesión de la Virgen de Itatí.+