Domingo 2 de octubre de 2022

Mons. Buenanueva: "Acertar en la vida"

  • 10 de agosto, 2022
  • San Francisco (Córdoba) (AICA)
El obispo de San Francisco, monseñor Sergio Osvaldo Buenanueva, compartió sus reflexiones sobre el Evangelio en el periódico "La Voz de San Justo".
Doná a AICA.org

Con el título "Acertar en la vida", el obispo de San Francisco, monseñor Sergio Osvaldo Buenanueva, reflexionó sobre el Evangelio del domingo 7 de agosto.

Su columna comienza con un pasaje del Evangelio de Lucas: “Busquen más bien su Reino, y lo demás se les dará por añadidura. No temas, pequeño Rebaño, porque el Padre de ustedes ha querido darles el Reino".

Al respecto, señaló: "Ya lo dijimos el pasado domingo: Jesús no desprecia el dinero, considerándolo malo. Él no es un asceta amargado. Por el contrario: una palabra clave de su prédica es 'feliz', 'bienaventurado'. Anuncia una buena noticia que colma de alegría: el amor de Dios que se preocupa de todas sus criaturas".

"Como buen conocedor del corazón humano, sabe que la felicidad que el Padre quiere para nosotros tiene una condición: la libertad interior que nos permite usar de las cosas sin dejarnos dominar por ellas", continuó.

Luego se refirió a la avaricia: "El dinero, por ejemplo, es necesario para vivir. Sin embargo, lleva consigo una amenaza constante: que la preocupación por conseguirlo se vuelva una obsesión que llene de ansiedad la propia vida, al punto de no vivir sino para acumular y poseer, incapacitándonos para disfrutar lo verdaderamente valioso".

"De esa mirada sapiencial surge su invitación de este domingo: 'Vendan sus bienes y denlos como limosna. Háganse bolsas que no se desgasten y acumulen un tesoro inagotable en el cielo, donde no se acerca el ladrón ni destruye la polilla. Porque allí donde tengan su tesoro, tendrán también su corazón'", consideró monseñor Buenanueva.

"Es una llamada a la fraternidad, a la gratuidad del don, a acertar con la orientación de la vida, a preocuparnos por la justicia, lo verdaderamente bello y noble. En palabras de Jesús: el 'reino de Dios' que, en definitiva, es el mismo Padre el que quiere regalárnoslo", añadió.

Finalmente, rezó: “Señor Jesús: danos tu sabiduría divina, para acertar en nuestra vida. Que busquemos el Reino del Padre, por encima de todo. Que seamos libres para ser hermanos. Amén".+