Martes 19 de octubre de 2021

Mons. Bokalic animó a que los hogares sean "pequeños santuarios" de amor al Señor

  • 7 de mayo, 2021
  • Santiago del Estero (AICA)
En preparación a la festividad del Señor de los Milagros de Mailín, el obispo de Santiago del Estero convocó a los fieles a realizar "una verdadera peregrinación espiritual".
Doná a AICA.org

En ocasión del comienzo de la novena en honor del Señor de los Milagros de Mailín, el obispo de Santiago del Estero, monseñor Vicente Bokalic CM, convocó a los fieles a rezar unidos desde los hogares.

“El viernes 7 de mayo iniciamos la novena en honor al Señor de los Milagros de Mailín. Es una fecha muy esperada, con mucha expectativa, con mucho deseo de hacer una verdadera peregrinación espiritual a nuestro Santuario mayor en Santiago del Estero”, expresó el prelado.

“Son tiempos de gracia únicos en nuestro calendario eclesial. Gracia: que es vida, es perdón, es reencontrarse con el Dios del Amor y de la Vida, es retomar un camino de fe que habíamos dejado, es experimentar la cercanía del Amor Misericordioso del Señor, es fortalecernos para seguir caminando en la esperanza... y así podríamos citar muchos ejemplos más: todo se sintetiza en el maravilloso encuentro con la Sagrada Imagen que está en la Villa de Mailín: corazón espiritual de nuestro Santiago”, detalló.

“Condicionados y agobiados por la pandemia que este año también nos atormenta, deberemos repetir un esquema similar al 2020. Los protocolos que nos orientan en este tiempo nos exigen evitar aglomeraciones o concentraciones masivas. Muchos que estaban pesando en llegar a Mailín, no podrán hacerlo por restricciones de circulación”, reconoció.

Por eso, compartió algunas sugerencias para rezar esta novena: “Novena es tiempo especial y propio para dejarnos encontrar por el amor de Jesús, manifestado en la Cruz Redentora, rezando, escuchando y meditando la Palabra de Dios; encontrarnos en familia y comunidad, renovando nuestra Fe y nuestro Bautismo. Desde el Santuario, el equipo animador y los servidores tienen previsto cómo llegar a sus familias”, aseguró. 

“Siguiendo consignas de lo vivido el año anterior, es el Señor que va a peregrinar a sus hogares. Es Él que quiere llegar al corazón de cada creyente y devoto suyo”, afirmó.

En ese sentido, animó a “seguir cuidándonos” para evitar los contagios, “para cuidar la vida propia y de nuestros hermanos”. Y consideró que “el encierro del año pasado –vivido más que hoy- ha sido oportunidad de aprendizaje para utilizar estos medios de comunicación a fin de celebrar nuestra Fe”. 

“La experiencia pasada fue emocionante y conmovedora, con mucho intercambio de mensajes, comunicación de experiencias en torno a la Sagrada Imagen, vivencias familiares, necesidad de ser escuchados y bendecidos. En medio de tanta desolación y miedos, de enfermedades y pérdidas, se creó una cadena de encuentros, oraciones, una corriente espiritual que enriquecía a muchos hermanos y les motivaba a unirse en la oración de la novena”, valoró.

“Gente de todos lados: dentro y fuera de la provincia, y aún desde el exterior, contagiaban el amor al Señor de los Milagros”, recordó. “Estamos seguros que ‘el Señor no nos abandona ni nos deja solos en estas horas oscuras de la humanidad’. Él se hizo hermano en nuestro peregrinar y compartió con nosotros todo lo humano, menos el mal y el pecado. Por Él,  creemos en su presencia viva en la Iglesia y en la historia. Sólo abramos nuestro corazón a su llegada”, animó.

“Recemos la novena en las casas o si pueden algunos en pequeñas comunidades. El equipo del Santuario les hará llegar el modo de contactarse y hacer juntos este camino de preparación a la Fiesta Grande que será el domingo 16 de mayo. Que cada casa sea un ‘pequeño santuario’ de amor al Señor”. 

“Busquen una estampa del Señor, una imagen de la Virgen, una velita, el libro de la Palabra de Dios: y reúnanse juntos a orar, por ustedes y por muchísimos hermanos necesitados de la gracia del Señor. Él nos ama hasta el extremo: dando su vida por nosotros, para que tengamos vida en Él”, sostuvo. 

“Como dice Jesús ‘porque donde hay dos o tres reunidos en mi Nombre, yo estoy presente en medio de ellos’. Pidamos a Nuestro Señor de los Milagros de Mailín, fuerza de su pueblo, por  nuestra querida Patria, chica y grande, y para repetirle como tantas veces lo hemos hecho: ‘Jesucristo, Señor de la Historia, te necesitamos’”, concluyó.+