Domingo 14 de agosto de 2022

Mons. Bochatey: "El Papa es un hombre de una profunda espiritualidad y creatividad"

  • 29 de junio, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
El secretario general del episcopado reflexionó sobre el significado de la solemnidad de los santos apóstoles Pedro y Pablo, y sobre la figura y misión del Papa en su día.
Doná a AICA.org

“Recordar a Pedro y Pablo es pensar en una doble dimensión de la vida de la Iglesia. Es recordar la misión del Papa, el sucesor de Pedro en la tierra y la misión de Pablo en una Iglesia en salida”, explicó el obispo auxiliar de La Plata y secretario general de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Alberto Bochatey OSA, en el programa Caminos de Encuentro, que conduce el padre Máximo Jurcinovic y produce la oficina de Comunicación y Prensa de la CEA.

Monseñor Bochatey invitó a unirse a esta festividad y dirigir la mirada hacia los santos apóstoles “dos personas tan queridas y conocidas por las Escrituras”. 

El secretario general de la CEA invitó además a pensar en el Santo Padre Francisco, en el día del Papa y señaló: “Pienso que el papa Francisco, es justamente quien encarna casi a la perfección, no por perfecto sino en una manera muy plena, la figura de Pedro, aquí elegido por Jesús para coordinar, dirigir y hacer de Cristo ante nosotros en la Iglesia”. 

En cuanto al apóstol Pablo, monseñor Bochatey señaló que es “aquel de la Iglesia en salida, aquel que vive en amistad con la persona de Jesus y busca y conoce Su palabra y hace que esa Palabra pueda llegar hasta los confines del mundo”.

Con palabras de cariño filial, el obispo auxiliar de La Plata, explicó durante la entrevista que “todos lo que conocíamos al papa Francisco, cuando era cardenal Bergoglio, teníamos algo en claro que era un hombre de una profunda espiritualidad, de un gran sentido de Iglesia y de una gran creatividad. Una creatividad, diríamos, no como la de un artista que quiso inventar colores o escribir canciones, sino la creatividad que viene y es una figura que le gusta recordar mucho el sueño de José, que es la oración. En la profundidad de su espiritualidad encuentra cosas que Dios le quiere decir”.

Y agregó monseñor Bochatey: “Ahora, siendo Papa, siendo él el Obispo de Roma para todo el mundo, él está encarnando cosas que a veces no entendemos muy bien, pero que cuando pase el tiempo vamos a ver con mayor claridad”. 

El secretario del episcopado dijo además que “a mí me gusta comparar a Francisco, con un Papa que yo he querido mucho, como es San Pablo VI” y recordó que “Pablo VI cuando le tocó terminar el Concilio Vaticano II, fue tan, o tal vez más revolucionario que Francisco, para la Iglesia, trajo una novedad inmensa que no siempre se comprendía muy bien en aquel entonces”.

Monseñor Bochatey destacó que “Francisco toma mucho de este gran Papa Santo” y observó al respecto que “el momento de la Iglesia que estamos viviendo, con una etapa de sinodalidad muy grande, en el cual tenemos que escucharnos y escuchar a la nueva cultura, a las nuevas realidades” de ahí entonces que “sólo un profeta, alguien que sabe escuchar en la profundidad del alma, podrá saber qué es lo que tiene Dios para la Iglesia”.

Y agregó: “en su primera encíclica, Evangelii gaudium, justamente quiere recordar un poco todo esto y ahondará en la visión propia como Pastor, como Pedro, en los obispos como los sucesores de los apóstoles, en los sacerdotes como mediadores entre Dios y los hombres. También los laicos tienen su voz. Todos tenemos un llamado a la santidad y, sobre todo, a la unidad de la Iglesia. Un aspecto “kerygmático y de nuestro tiempo es la unidad de la Iglesia que estamos viviendo”, subrayó.

Monseñor Bochatey insistió en este punto y recordó que “la Iglesia es vivir el Evangelio y tener los cuatro evangelios en nuestro corazón y caminar como discípulos misioneros sin ningún temor”. 

“Futuro y unidad”, indicó, “porque la Iglesia que tiene más de 2.000 años de historia, que pasó momentos críticos, a veces momentos de una gran oscuridad, muy lejos de los que nos toca vivir en estos tiempos: salir adelante, seguir creyendo en Cristo Jesús” y acá está el Papa como “alguien que nos habla, nos mira, que nos invita”, expresó.

Por último, monseñor Bochatey invitó a que esta solemnidad de los santos apóstoles sea “una buena oportunidad para retomar esa dimensión de apostolado, de discipulado en Cristo. Siguiendo los ejemplos de Pedro y Pablo, que habrán tenido discusiones pero que son la vida que dio vida a la Iglesia”. 

Dirigiéndose a los oyentes del programa el obispo auxiliar de La Plata expresó: “Con mucha alegría, con mucho gusto, haciendo como hacían los apóstoles, con oración y bajo el manto de María les imparto la bendición de Dios Todopoderoso, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo descienda sobre ustedes y les conserve la unidad y el amor de Cristo”.+