Viernes 19 de agosto de 2022

Mons. Barba: el aborto legal sigue siendo una ley injusta e inconstitucional

  • 21 de febrero, 2022
  • San Luis (AICA)
El obispo de San Luis hizo una nueva reflexión sobre la norma legal contraria al derecho a la vida. Ratifica que la Iglesia va estar siembre a favor de las dos vidas y al resguardo de los más débiles.
Doná a AICA.org

El obispo de San Luis, monseñor Gabriel Bernardo Barba, advirtió que "la ley que permite el aborto legal en la Argentina, sigue siendo para la Iglesia una ley injusta dado que atenta contra la Constitución Nacional, que respeta los tratados internacionales que reconocen la vida humana desde el momento de la concepción. Y contra el derecho natural a la vida".

"Siempre estaremos a favor de la vida. De las dos vidas. Y especialmente del resguardo del más débil, en este caso la vida del niño por nacer que no tiene posibilidad de defenderse por sí mismo", sostuvo en una nueva reflexión sobre la norma legal vigente desde diciembre de 2020.

"Nuestra experiencia en el acompañamiento a las mujeres que se han realizado algún aborto, nos hace ver en ellas una herida que nunca cierra ni se olvida dado que, su naturaleza está destinada a dar vida y a no quitarla y eso es obrar contra su propia naturaleza. Por eso es tan importante para nosotros el acompañamiento de aquellas mujeres, ante el reconocimiento de esa pérdida irreparable", agregó.

Texto de la reflexión
La ley que permite el aborto legal en la Argentina, sigue siendo para la Iglesia una ley injusta dado que atenta contra la Constitución Nacional, que respeta los tratados internacionales que reconocen la vida humana desde el momento de la concepción. Y contra el derecho natural a la vida.

La reconocemos como un fracaso de nuestra sociedad donde se priva del derecho fundamental que hace posible a los demás derechos y es justamente el derecho a la vida.

Siempre estaremos a favor de la vida. De las dos vidas. Y especialmente del resguardo del más débil, en este caso la vida del niño por nacer que no tiene posibilidad de defenderse por sí mismo.

A lo largo de la historia de la humanidad tenemos sobradas ocasiones donde los más poderosos impusieron su fuerza y su poder sobre los más débiles. Esta ley, justamente, repite esa misma historia. El más fuerte quita el derecho al más débil.

Finalmente. La Iglesia, como madre y maestra en acompañar a sus hijos/as, seguirá acompañando a todos los heridos y lastimados, aún pagando el precio de sus propios errores. Nuestra experiencia en el acompañamiento a las mujeres que se han realizado algún aborto…, nos hace ver en ellas una herida que nunca cierra ni se olvida dado que, su naturaleza está destinada a dar vida y a no quitarla y eso es obrar contra su propia naturaleza. Por eso es tan importante para nosotros el acompañamiento de aquellas mujeres, ante el reconocimiento de esa pérdida irreparable.

Más información en Facebook Obispado de San Luis.+