Viernes 1 de marzo de 2024

Mons. Álvarez y la renuncia al aporte estatal: 'Es una decisión libre de la Iglesia'

  • 4 de enero, 2024
  • Comodoro Rivadavia (Chubut) (AICA)
El obispo electo de Rawson precisó que forma parte de un proceso de reforma económica que comenzó en 2018 y que incluía la renuncia a "un acuerdo, a un derecho" de vieja data.
Doná a AICA.org

El obispo electo de Rawson, monseñor Roberto “Chobi” Álvarez, recordó que el aporte del Estado “es un convenio muy viejo, del Concordato, que nace cuando (Bernardino) Rivadavia le expropia los bienes a la Iglesia y, en lugar de devolvérselos –que era imposible-, se acuerda pagarles los a obispos lo equivalente a un juez de primera instancia”.

“A partir de mi experiencia como obispo, desde 2017, nunca se actualizó”, planteó y señaló que desde 2018 se comenzó con el proceso de renuncia, para que “el eslogan ‘Iglesia y Estado, asuntos separados’, con el que coincidimos, deje de usarse ideológica y políticamente”.

“En el caso nuestro, con ese aporte que nos hacía el Estado,sosteníamos a religiosas de zonas más alejadas, muy trabajadoras pero muy pobres”, indicó en declaraciones a Radio Nacional.

El prelado puntualizó que el total del aporte estatal a los obispos “era de 73.000 pesos, como concepto absoluto de aporte, y que a eso se le sumaba el aporte por seminaristas. Ahora ya es nada, pero estaba congelado hacía muchos años”.

“No pedimos actualizarlo porque íbamos a terminar dependiendo de eso. A la larga,  nosotros buscamos otros fondos para pagar la mutual de las hermanas”, ejemplificó, y subrayó: “Es mucho mejor y no depende del Estado”.

“Es un proceso que comenzó en 2018 y que no comenzó con este gobierno ni con el anterior; ni con ningún gobierno, sino que es una decisión libre de la Iglesia de renunciar a un acuerdo, a un derecho”, sostuvo.

A quienes tiene una información sesgada, monseñor Álvarez les subrayó que es “un aporte de 73.000 pesos que, en el caso de la diócesis de Comodoro Rivadavia, de Rawson y de casi todas en la Patagonia, los obispos derivábamos a servicios de frontera, con las religiosas pagando parte de la mutual”.+