Viernes 9 de diciembre de 2022

"No estoy inactivo" aseguró Mons. Aguer

  • 25 de agosto, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
En la Argentina hay unos cuarenta obispos eméritos, entre ellos el arzobispo emérito de La Plata, muchos de los cuales desarrollan diversas actividades al servicio de la Iglesia y del pueblo de Dios.
Doná a AICA.org

El arzobispo emérito de La Plata, monseñor Héctor Aguer, celebró recientemente 30 años de su ordenación episcopal con una misa concelebrada por el cardenal Mario Aurelio Poli, otros 6 obispos y 13 sacerdotes en la basílica porteña Nuestra Señora del Pilar, en la que pronunció una homilía sobre la sucesión de los apóstoles.

Monseñor Aguer fue ordenado obispo el 4 de abril de 1992 en la catedral porteña por el cardenal Antonio Quarracino, arzobispo de Buenos Aires. El 26 de febrero de 1992 el papa san Juan Pablo II lo había nombrado obispo auxiliar de Buenos Aires.

Tras su abandono de la ciudad de La Plata donde sirvió a la Iglesia por 20 años, ahora reside en el Hogar Sacerdotal Monseñor Mariano Antonio Espinosa de la arquidiócesis de Buenos Aires: Condarco 581, tel. (011) 4611-2435; correo electrónico: hogarsacerdotal@arzbaires.org.ar

No está inactivo
En la Argentina hay unos cuarenta obispos eméritos, muchos de los cuales desarrollan diversas actividades al servicio de la Iglesia y del pueblo de Dios, ya que su condición de eméritos no elimina su estado sacerdotal y episcopal con el que un día la Iglesia los consagró. Son conocidos los casos de varios que continúan su actividad pastoral sentados por horas en un confesionario. Otros predican retiros espirituales o actividades similares.

Hace poco, monseñor Aguer envió una carta al director de AICA en la que le manifestaba su actividad actual. "No estoy inactivo, por cierto, y como prueba de ello el año pasado fui invitado a predicar los ejercicios espirituales al clero de la diócesis de Arecibo, de Puerto Rico, con quienes quedé muy ligado”.

Académico
Monseñor Aguer es Académico de Número de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas. En esta prestigiosa institución, entre los de número (son 24) hubo siempre un eclesiástico: monseñor Miguel de Andrea (lo fue por muchos años), monseñor Octavio Nicolás Derisi, y monseñor Gustavo Eloy Ponferrada. Las sesiones privadas son semanales y a causa de la pandemia ahora se hacen por zoom".

También es Académico de Número de la Academia Provincial de Artes y Ciencias de San Isidro, y es el más antiguo de los Académicos Honorarios de la Pontificia Academia Santo Tomás de Aquino, de Roma.

Publicaciones
Es sabido que monseñor Aguer escribe mucho. El año pasado se publicó su libro “Cristo, el hombre y su destino. Seis ensayos académicos”, editado por la Universidad Católica de La Plata (Ucalp), y se encuentra en proceso de edición otro: “La formación sacerdotal según el Vaticano II”, en Ediciones Gladius.

Artículos de monseñor Aguer son publicados asiduamente por la plataforma española Infocatólica, por lo que le llegan mensajes de todo el mundo. "Tengo tiempo y ganas, por lo tanto mientras el Señor me conserve las neuronas sanas, espero hacer algún servicio aportando lo mejor que pueda el resultado de mi experiencia y de mis estudios", dice en la carta.

Recuerdos de La Plata
Un aspecto interesante, y a la vez curioso, de la citada carta son unos párrafos dedicados a su estadía en la sede episcopal de la capital bonaerense, en los que dice: "Sigo siendo arzobispo emérito de La Plata, ese es mi título eclesiástico. Ya no voy por aquella Iglesia a la que entregué 20 años de mi vida. En el Museo de la Catedral dejé algunos recuerdos: la mitra y el báculo de mi ordenación episcopal; el hábito coral que vestí ese día y que perteneció al cardenal Antonio Caggiano; el pectoral que me legó el cardenal Eduardo Pironio; un libro autografiado con dedicatoria por Benedicto XVI; un cuadro (la Anunciación) de Juan Antonio Ballester Peña, que me legó monseñor Antonio González".

"He dejado en La Plata -dice con cierta satisfacción- numerosos amigos, entre ellos muchos de los sacerdotes (49) que ordené. Los 7 que envié a Europa a estudiar, hoy son profesores y párrocos. También sigo tratándome con muchos laicos, sobre todo de la Universidad Católica de La Plata (Ucalp).

Publicación en AICA
"Guardo una colección de boletines de AICA en los que el rubro La Plata incluía alguna de mis intervenciones sabatinas en el programa de TV "Claves por un mundo mejor".

Plataforma de partida hacia la eternidad
"Como usted recordará -le señala al director de AICA-, en 2018, al cumplir los 75 años que establece el Código de Derecho Canónico, el Santo Padre Francisco aceptó mi renuncia al arzobispado de La Plata con lo cual pasé a la categoría de arzobispo emérito.

Concluye su carta manifestando: "Yo sé que aquí en la calle Condarco (donde está el Hogar Sacerdotal) se encuentra la plataforma de partida hacia la eternidad, que es lo que hay que elegir, como escribió Kierkegaard: 'Lo absoluto consiste únicamente en escoger la eternidad'.+