Viernes 12 de agosto de 2022

Misión en Goya: "El termómetro de nuestra filiación con Jesús es la misión"

  • 22 de octubre, 2019
  • Goya (Corrientes) (AICA)
La diócesis de Goya realizó los días 17, 18 y 19 de octubre la Gran Misión Diocesana
Doná a AICA.org

La diócesis de Goya realizó los días 17, 18 y 19 de octubre la Gran Misión Diocesana, convocada por el obispo diocesano, monseñor Adolfo Canecín. El prelado recordó a la feligresía que el papa Francisco convocó al Mes Misionero Extraordinario, que involucra a la Iglesia universal en un mensaje renovado de oración, testimonio y reflexión sobre la centralidad de la “misión ad gentes” en la vida de cada persona bautizada.



Tras haber recorrido casa por casa, parroquias y centros misioneros, los sacerdotes, diáconos, consagradas y laicos de los siete departamentos de la diócesis participaron de la misa de clausura el sábado por la tarde, que se celebró frente a la catedral Nuestra Señora del Rosario.



En la homilía, monseñor Canecín invitó a renovar el espíritu misionero en la diócesis de Goya, resaltando que “el termómetro de nuestra filiación con Jesús es la misión”. “Dime cuánto misionas y te diré cuán hijo de Dios eres”, repitió el prelado y recordó que “nuestra vocación bautismal es ser hijos en el Hijo, es reproducir a Cristo”.



“Jesús tomó la posta del corazón de Dios, por eso se encarnó, se desinstaló, se abajó, se humilló y, hecho hombre se hizo el último”. Monseñor Canecín exhortó: “Tenemos que romper esas estructuras caducas en la mente, en el corazón, en la realidad de nuestras comunidades, capillas, parroquias, departamentos, diócesis”.



Luego subrayó que “a Jesús le quema el interés del Padre, que es la salvación de todos los hombres, no algunos, no los que están cerca, y por eso la necesidad de llegar a todas las periferias geográficas y existenciales, no sólo a los cinco continentes, sino al sexto, que es el digital. La necesidad de la evangelización está ahí”.



El prelado goyano hizo referencia al Sínodo de la Amazonía que se está desarrollando en Roma y reflexionó: “Qué providencia la de Dios de que este sínodo coincida con el mes de la misión, para hacernos descubrir que la Amanzonía incluye nueve países, y hay toda una realidad muy grande y delicada, de cómo evangelizar este sector de nuestro planeta”.



En este sentido, comentó: “El episcopado argentino está proponiendo misionar en la Amazonía del Perú, para ello el año que viene se va a formar a todos los que quieran ser misioneros, para comenzar esta experiencia en 2021”.+