Miércoles 29 de junio de 2022

Misa en Morón para dar gracias por la renovada misión de los catequistas

  • 23 de mayo, 2022
  • Morón (Buenos Aires) (AICA)
Fue en una misa presidida por el obispo Jorge Vázquez y predicada por Mons. Gabriel Mestre, en la que se hizo memoria de los 50 años del Instituto Raspanti y los 10 del Congreso Catequístico Nacional.
Doná a AICA.org

El obispo de Morón, monseñor Jorge Vázquez, presidió el sábado 21 de mayo la misa en la catedral basílica Inmaculada Concepción del Buen Viaje, donde se dio gracias a Dios por los 50 años de la fundación en esta jurisdicción eclesiástica del Instituto de Educación Superior Miguel Raspanti y por los 10 años de la conmemoración del Congreso Catequístico Nacional. 

La Eucaristía, con el lema “Anticipar la aurora, construir la esperanza”, fue predicada por el obispo de Mar del Plata y presidente de la Comisión Episcopal para la Catequesis, Animación y Pastoral Bíblica, monseñor Gabriel Antonio Mestre, quien sintetizó su reflexión en tres palabras: memoria, paz y gracias.

“El Paráclito nos ayuda a tener memoria viva de la presencia de Jesús en nuestra historia. El Paráclito buscará que siempre tengamos memoria sana y saludable para que superemos la tentación de una memoria herida y dañada que respire resentimiento y rencor”, aseguró el prelado marplatense.

“Pienso en el desafío de una catequesis que eduque en la memoria viva, para sanar y reconciliar cada ámbito de la vida, superando grietas y enfrentamientos que nos divide. ¡Santo Espíritu de Dios saná y fortalecé siempre nuestra memoria!”, pidió haciendo referencia al primer vocablo.

En relación con la paz, monseñor Mestre planteó el desafío de una catequesis que “eduque para la paz, para ser verdaderos artesanos de la paz como tantas veces nos recuerda el querido papa Francisco” y rogó: “¡Jesús, que tu paz impregne siempre todos los rincones de nuestra vida!”.

El obispo marplatense dio gracias, en tercer lugar, por los 50 años de “fecunda trayectoria del Instituto Miguel Raspanti que mantuvo, fiel a su fundador, esa mirada sensible para integrar a todas las personas y contextos, educando en clave cristiana en pro de la diversidad” y exclamó: “¡Gracias Señor por todos los que fueron y son parte de esta rica historia del Instituto Raspanti!”.

Asimismo, dio gracias por el décimo aniversario del III Congreso Catequístico Nacional realizado en Morón del 24 al 27 de mayo de 2012, en el que los catequistas de la Argentina se congregaron para “orar y celebrar, reflexionar y debatir sobre el ser y el quehacer catequístico”.

Monseñor Mestre consideró necesario también dar gracias a Dios por “los muchos catequistas, transmisores de la fe, que a lo largo de su vida fueon testigos de Cristo y hoy descansan en su paz. Mujeres y varones, jóvenes y adultos que entregaron su vida al servicio del Evangelio” y se refirió a cuatro puntualmente:

  • La querida hermana Beatriz Casiello, hija de María Auxiliadora, que seguro estará trabajando con mucha intensidad desde el Cielo para que, en serio, renovemos nuestra catequesis".
  • El querido laico Carlos Seoane que estará cantando ante la Santísima Trinidad ‘que bien se está aquí’ y hará alguna estrofa más de su ‘Aserejé bíblico’.
  • La vida del padre Osvaldo Nápoli, lo imagino en el Cielo componiendo poesías sobre la fe y la vida con su fina sensibilidad humana y espiritual.
  • La vida del padre Jorge Trucco, que su bondad y sentido común, con altas dosis de fraternidad y sinodalidad, nos estimulen para llevar adelante en nuestro mundo catequístico el legado que él nos ha dejado.

“¡Gracias Señor por el don de la fe! ¡Gracias Señor porque nos hacés tus instrumentos para transmitir la fe como discípulos misioneros! ¡Gracias Señor porque hoy, como catequistas renovados en tu Santo Nombre, nos seguís invitando a anticipar la aurora y construir la esperanza!”, concluyó.+