Lunes 25 de octubre de 2021

7 mil jóvenes y 2 mil familias del Camino Neocatecumenal dispuestos salir en misión

  • 4 de agosto, 2016
  • Cracovia (Polonia)
Tras la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), se celebró, este lunes 1 de agosto, el tradicional encuentro vocacional del Camino Neocatecumenal, en el Campus Misericordiae de Cracovia, Polonia, el mismo en el que se celebró la Vigilia y la Misa de clausura de la JMJ. Finalizado el encuentro vocacional, -que reunió a casi 200.000 jóvenes-, unos 3.100 chicos, 4.000 chicas y 2.000 familias se mostraron dispuestos a entrar en un seminario, a la vida religiosa o a partir en misión a cualquier lugar del mundo.
Doná a AICA.org
Tras la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), se celebró, este lunes 1 de agosto, el tradicional encuentro vocacional del Camino Neocatecumenal, en el Campus Misericordiae de Cracovia, Polonia, el mismo en el que se celebró la Vigilia y la Misa de clausura de la JMJ.

Participaron 8 cardenales: cardenal Stanislaw Dziwisz (Polonia), quien presidió en el encuentro; el arzobispo de Boston (Estados Unidos), cardenal Sean O?Malley; el arzobispo emérito de Madrid (España), cardenal Antonio María Rouco Varela; entre otros y unos 33 obispos.

La conducción del acto estuvo a cargo de Kiko Argüello, iniciador del Camino Neocatecumenal, y el padre Mario Pezzi, responsables a nivel mundial de esta iniciación cristiana de adultos. Ambos tuvieron un constante recuerdo de Carmen Hernández, co-iniciadora del Camino que falleció el pasado 19 de julio en España.

Argüello explicó brevemente cómo ambos iniciaron juntos el Camino entre los pobres de Madrid en los años 60, y recordó algunas de sus aportaciones más destacadas, entre ellas, el redescubrimiento de la "noche Pascual", es decir, la celebración de la Pascua durante toda la noche.

Después se proclamó un Evangelio y Argüello predicó el Kerigma, la Buena Noticia de Cristo muerto y resucitado. "El cristianismo no conquista con la espada ni con la guerra, se propone con el testimonio personal. Lo máximo que podemos decir es: ?Yo te cuento mi vida?", indicó.

Por su parte, el padre Mario Pezzi recordó las palabras del papa Francisco a los jóvenes durante la JMJ y explicó que gracias al Concilio Vaticano II nació el Camino Neocatecumenal, un camino gradual, progresivo que lleva a la fe.

"La Iglesia, afirmó el sacerdote, se rejuvenece siempre en cada época y un ejemplo de estos son las realidades eclesiales nacidas poco antes y después del Concilio" e invitó a los jóvenes a no tener miedo de decir "sí" a la llamada de Dios.

Finalizado el encuentro vocacional, -que reunió a casi 200.000 jóvenes-, unos 3.100 chicos, 4.000 chicas y 2.000 familias se mostraron dispuestos a entrar en un seminario, a la vida religiosa o a partir en misión a cualquier lugar del mundo.+