Jueves 20 de enero de 2022

Los obispos nigerianos no pagarán rescates a los secuestradores de sacerdotes

  • 2 de febrero, 2021
  • Abuja (Nigeria) (AICA)
Esta decisión fue tomada por la Conferencia Episcopal de Nigeria por unanimidad.
Doná a AICA.org

La Conferencia Episcopal de Nigeria, por unanimidad, resolvió que no pagará rescate a los secuestradores de sacerdotes. En caso de secuestro, el sacerdote explicará a los perpetradores que su diócesis no paga el rescate. Esto es para evitar alimentar este "mercado macabro de posibles secuestros", explicaron los prelados.

“Pagar un rescate significa poner en venta y en peligro a todos los sacerdotes, religiosas y colaboradores de la Iglesia que se desplazan continuamente entre las aldeas, sin disfrutar de ningún tipo de comodidad pero siempre dispuestos a sacrificarse por amor a Dios y a su pueblo, los pondría en peligro porque así se fomenta la criminalidad y se invita a los secuestradores a ocasionar más daño”, aseguró monseñor  Ignacio Ayau Kaigama, arzobispo de Abuya.

El arzobispo llama a esta situación "una enfermedad que se está propagando", mientras que "no se hacen esfuerzos significativos para detenerla". Recordó que no sólo se están secuestrando clérigos, sino también muchos otros nigerianos que son "víctimas silenciosas" de esta práctica.

Hizo hincapié en que los autores de secuestros de rescate se conocen como "terroristas", "bandidos" y "hombres armados", pero se desconoce su identidad. En total, ya han matado a miles de personas en varias partes del país.

El ejemplo más reciente y trágico de secuestro del clero para pedir rescate fue el secuestro del P. John Gbakaan de la diócesis de Minna, cuyos captores mataron al día siguiente. 

El 27 de diciembre, el obispo católico Moses Chikwe, obispo auxiliar de la arquidiócesis de Owerri, fue secuestrado por primera vez, liberado el 1 de enero. 

Anteriormente, el padre Valentine Ezeag, de la congregación de los Hijos de María, Madre de la Misericordia (secuestrado el 15 de diciembre y liberado después de 36 horas) y el padre Matthew Dajo de la arquidiócesis de Abuja (secuestrado el 22 de noviembre, liberado después de 10 días).

Según monseñor Kaigama, los móviles de los secuestros tienen diferentes causas:

Algunos tienen un propósito financiero, son hechos por criminales que buscan ingresos fáciles: secuestran personas y exigen un rescate en dinero; otros están relacionados con el fundamentalismo religioso que busca la expansión territorial para gobernar a los que consideran infieles: los cristianos son el número uno en su lista, pero también atacan y matan a los musulmanes que no aprueban su forma de operar. 

Los delincuentes son conscientes de que un ataque a un sacerdote o una religiosa atrae a los medios de comunicación y creen que presionarán al gobierno para que los tome en serio. Atacar donde las repercusiones serán más fuertes es una estrategia típicamente terrorista, señaló el arzobispo.

Al mismo tiempo, el metropolitano de Abuja enfatizó que el gobierno nigeriano debe tomar medidas más efectivas para enfrentar este fenómeno. Propuso que el gobierno destinara más dinero a disposición de los políticos en los salarios de los policías que ganan muy poco, y en comprarles armas para que no se conviertan en las primeras víctimas de criminales con armas más sofisticadas. +