Miércoles 25 de mayo de 2022

Los obispos españoles quieren colaborar en los casos de pedofilia del informe "El País"

  • 21 de diciembre, 2021
  • Madrid (España) (AICA)
Los obispos indicaron que algunos de los datos presentados en el informe "El País" eran imprecisos y pidieron al diario capitalino que entregue a las diócesis y congregaciones su informe sobre abusos.
Doná a AICA.org

En un comunicado difundido el lunes 20 de diciembre, la Conferencia Episcopal Española (CEE) subrayó la necesidad de llegar a la verdad y "hacer públicos los casos" de abusos sexuales denunciados por el diario El País, sobre la base de una investigación de periodistas del diario madrileño, durante tres años. Sin embargo, los prelados españoles indicaron que el informe es en muchos lugares impreciso y se trata de acusaciones contra agresores anónimos, sin dar sus nombres y funciones en la Iglesia. 

Otra objeción de los obispos se relaciona con la inclusión en el informe, de los nombres de los sacerdotes fallecidos, lo que dificulta examinar la credibilidad de los cargos en su contra.

En la edición dominical de El País, dice que a principios de diciembre de 2021 entregó al Vaticano un documento que contiene información sobre presuntos abusos sexuales contra niños por parte de 251 personas de la Iglesia, tanto clérigos como laicos. El diario capitalino estimó que, de 1943 a 2018, confirmó al menos 1.237 víctimas de abusos sexuales por parte de clérigos y laicos dentro de las estructuras de la Iglesia española.

El comunicado de la CEE asegura que “todas las iniciativas de instituciones y medios que ayuden a acabar con la lacra de los abusos sexuales cometidos contra menores o personas vulnerables en la Iglesia o en la sociedad son, en principio, una buena colaboración”. 

La nota precisa, además, que “sería deseable que las acusaciones que recoge el citado informe tuvieran mayor rigor, ya que su contenido, de carácter muy dispar, hace difícil extraer conclusiones que puedan servir a una posible investigación. De manera especial cuando faltan nombres de los acusados, años en que ocurrieron los abusos, o se refiere a personas fallecidas”.

“Es necesario que esa misma información se entregue también a las oficinas de protección de menores y prevención de abusos que están en las diócesis y en las congregaciones religiosas para poder realizar la investigación que fuera procedente en función de la información recibida”, solicitó la CEE. De esta manera, la Iglesia insiste en la importancia de “denunciar los abusos y animó a todas las víctimas a presentar sus denuncias en las instituciones jurídicas, canónicas o sociales que mejor se adecúen a su voluntad”.+