Miércoles 28 de febrero de 2024

Los obispos del NOA finalizaron su reunión anual con claros desafíos para este año

  • 10 de febrero, 2024
  • Santa María (Catamarca) (AICA)
Los prelados se reunieron en la casa de retiros espirituales Nuestra Señora de Guadalupe, ubicada en la parroquia Santa María, provincia de Catamarca.
Doná a AICA.org

Los obispos de la región del NOA (Noroeste Argentino) culminaron una nueva reunión anual, que se desarrolló en la casa de retiros espirituales Nuestra Señora de Guadalupe, ubicada en la parroquia Santa María, provincia de Catamarca.

De la reunión participaron los arzobispos de Salta y Tucumán, monseñor Mario Cargnello y monseñor Carlos Sánchez, respectivamente; el arzobispo emérito de Tucumán, cardenal Luis Villalba; el obispo de Catamarca, monseñor Luis Urbanc; el obispo de La Rioja, monseñor Dante Braida; el obispo prelado de Cafayate, monseñor Darío Quintana OAR; el obispo prelado de Humahuaca, monseñor Félix Paredes CRL; el obispo de Concepción, monseñor José Díaz; el obispo de Orán, monseñor Luis Scozzina OFM y su auxiliar, monseñor Claudio Castricone; el obispo auxiliar de Tucumán, monseñor Roberto Ferrari; y los obispos eméritos de Humahuaca y Concepción, monseñor Pedro Olmedo CMF y monseñor José María Rossi OP, respectivamente.

No asistieron por estar en Roma, el obispo de Jujuy, monseñor César Daniel Fernández, quien participa del Congreso de Formación de Presbíteros; y los obispos de Santiago del Estero, monseñor Vicente Bokalic CM, su auxiliar, monseñor auxiliar Enrique Martínez Ossola, y el obispo de Añatuya, monseñor José Luis Corral, SVD, quienes se encuentran en Roma con motivo de la canonización de la beata Mama Antula. 

Durante el encuentro, los obispos reflexionaron sobre la realidad social y política del país y de la región del NOA: “Nos preocupa el sufrimiento de tantos hermanos, la corrupción, la injusticia, la desigualdad. Es importante que no nos acostumbremos a este dolor. Tenemos que ser más austeros y solidarios, imitando la cercanía de Jesús con los que más sufren y anunciando a todos el Evangelio de Jesús”, señalaron.

Además, destacaron que “como Iglesia debemos estar presentes respondiendo a situaciones concretas de carencias y promoviendo espacios de diálogo. Sigue siendo una urgencia formar en la Doctrina Social de la Iglesia (DSI) y el Magisterio del Papa Francisco”.  

Además, se refirieron a la Pastoral de las Comunicaciones: “Iluminados por una exposición de la hermana Silvia Somaré, quien nos motivó a  llevar adelante la misión evangelizadora a través de los medios de comunicación y las redes sociales, vemos la necesidad de fortalecer los equipos diocesanos y alentar la capacitación de ellos mismos”, explicaron.

Otro de los temas tratados estuvo relacionado con la Pastoral Vocacional y sobre esto, los obispos coincidieron en que “se cumplieron los objetivos del año pasado con dos encuentros de sacerdotes para el acompañamiento vocacional y con el trabajo de sensibilización y acompañamiento vocacional que hicieron los equipos diocesanos y que se profundizarán durante este año. Se propone acrecentar la oración por las vocaciones y la ‘vocacionalización de la pastoral’.

Por su parte, se dialogó y meditó sobre la salud integral de los sacerdotes, la sinodalidad, donde “nos preguntamos ¿Cómo ser una Iglesia sinodal en misión?. Conversamos espiritualmente desde lo que nos propone el documento de Síntesis del Sínodo en lo que nos dice como obispos: la repercusión que tiene en nuestras vidas, el llamado a la conversión permanente, el ejercicio de la paternidad y a ser los primeros promotores de la sinodalidad en la Iglesia”, señalaron.

En tanto, se refirieron también a la Catequesis: “Reflexionamos la importancia de una catequesis centrada en Jesucristo que lleve al cristiano a transformar la vida y el tejido social. Que la catequesis sea un tiempo de crecimiento en la vida orante y en el ejercicio de la caridad y misión”.

Otro de los temas abordados fue el documento Fiducia Suplicans, en el que “analizamos sus repercusiones y los criterios para conjugar la caridad pastoral para con todos con la claridad de la verdad en lo doctrinal”.

Finalmente, entre otros asuntos abordados, los prelados analizaron el pacto educativo argentino, el dinamismo de la Pastoral de Juventud regional, la realización de un encuentro con sacerdotes jóvenes del NOA, la atención a las situaciones de cuidado de la vida, informes de Pastoral de la Salud, social, el diaconado permanente y el sostenimiento económico de la tarea evangelizadora de la Iglesia.

“Fueron días intensos de oración, de compartir, de reflexión y de dejarnos envolver por la belleza natural de los cerros; de experimentar la presencia del Espíritu que anima nuestro ministerio episcopal y la vida de nuestras Iglesias locales”, concluyeron.+