Sábado 31 de octubre de 2020

Los obispos de Quilmes saludaron a educadores y jóvenes

  • 18 de septiembre, 2020
  • Quilmes (Buenos Aires) (AICA)
El obispo de Quilmes, monseñor Carlos José Tissera, y su obispo auxiliar, monseñor Marcelo Julián Margni, saludaron a los educadores y a los jóvenes de la diócesis.

En septiembre, el mes en que se celebran los días del maestro, del profesor, de auxiliares, secretarios y preceptores, y también el día del estudiante, el obispo de Quilmes, monseñor Carlos José Tissera, y su obispo auxiliar, monseñor Marcelo Julián Margni, valoraron el trabajo de “tanta gente que está involucrada en el mundo de la educación, este servicio elemental para la sociedad y el crecimiento de las personas”.

En ese sentido, reconocieron “tantas vidas entregadas en esto”, y mencionaron algunas figuras emblemáticas, hombres de educación, entre ellos Sarmiento y Estrada, pero también destacaron: “Nosotros hemos tenido una figura más que emblemática, a nuestro padre obispo Jorge Novak, un profesor de altura, realmente un doctor en su especialidad y que se preocupó por dotar a la Iglesia diocesana de grandes centros de educación” 

“En este septiembre especial salimos al encuentro de cada uno de los trabajadores de la educación, cada uno en su campo, en sus rubros, queremos inclusive de maestranza que durante este mes celebra su día, los estudiantes, los profesores, los preceptores, que forman la gran familia de trabajadores de la educación”, expresaron.

En este tiempo de desafíos, animaron a usar la creatividad y a pensar “más profundamente, más entusiasmadamente en los últimos, donde no podemos llegar, donde hay dificultades”. 

Finalmente, manifestaron su “enorme agradecimiento” y enviaron su bendición “para que la gracia de Dios fortalezca con entusiasmo, con coraje, con fuerza” y que “en este tiempo, lo puedan hacer con alegría, que encuentren en algún momento de todo este trabajo difícil, momentos para reírse, para disfrutar, para conmoverse, porque en el fondo ningún trabajo tiene sentido si no encuentra esa posibilidad de mirar a los ojos, al menos por una pantalla, y celebrar la vida y el milagro que hacen los educadores”.

En el mes de la juventud, los obispos se dirigieron también a los jóvenes de las comunidades y los distintos barrios de Quilmes, especialmente a quienes “en este tiempo están pasándola mal, quizá por alguna razón entristecidos o solos, o con miedos”. 

“Queremos los obispos de Quilmes llegar a ustedes con este abrazo y este cariño. Gracias jóvenes por ser lo que son, porque ustedes son presente, no solamente el futuro que nos llena a nosotros de mucha esperanza, sino que son el presente vigoroso y alegre que necesitamos todos en este camino de la vida”, reconocieron.

“Gracias jóvenes por todo lo que ustedes sueñan, por todo lo que realizan. Gracias jóvenes porque no se quedan de brazos cruzados. Gracias jóvenes porque le hacen frente a las realidades a veces más difíciles, porque tienen ese coraje propio de la juventud”, agregaron.

“Que los grandes santos jóvenes que han iluminado la vida de la Iglesia a lo largo de los tiempos nos acompañen, que sean ellos los que nos protejan en todos lados”, desearon.+