Jueves 18 de agosto de 2022

A los jóvenes: Estudiar, trabajar y ponerse al servicio del prójimo

  • 19 de septiembre, 2012
  • San Isidro (Buenos Aires) (AICA)
El obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, pidió a los estudiantes en su día no olvidarse de que "estamos en una patria que tiene carencias muy grandes" y advirtió que, si bien muchos tienen una computadora y acceso a Internet, hay "muchísimos hermanos nuestros que todavía no tienen acceso a estos nuevos modos de aprendizaje". Ante esta situación, alentó a "trabajar y seguir trabajando para poner todo lo que somos y todo lo que hemos recibido al servicio de nuestro pueblo, al servicio de nuestra patria, porque para eso Dios da los talentos, para que den fruto. La parábola nos dice que ?el que los esconde, el que los amarretea, el que los guarda para sí, el que es mezquino con sus talentos, ese no va a dar fruto?. Va a dar fruto su conocimiento, su saber cuando puede ponerlos al servicio del prójimo".
Doná a AICA.org
El obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, saludó a los estudiantes y destacó que la celebración coincida con el Día de la Primavera, con el florecer. "Florece, todo cambia, comienza una esperanza. Al mismo tiempo coincide con el cansancio del año, ?qué pocas ganas tengo de estudiar ahora? ?tengo los exámenes", "ahora que empieza el calor", "no veo la hora de que termine todo", graficó.

"Hago como un paréntesis y digo ?gracias Señor por todo lo que me diste?, por poder estudiar, por poder trabajar con mi pensamiento, con mi corazón. Gracias por los talentos que recibí. Estos talentos que recibí y que se están ahora desarrollando y poniendo en juego tienen que ser para servir a los hermanos", dijo en su mensaje.

El prelado les dijo "con sinceridad" que él no concebía "un estudiante que no sepa o que no piense que estamos en una patria que tiene carencias muy grandes".

"Si nosotros estudiamos, estudiamos para poner nuestra ciencia, nuestro saber, nuestra entrega al servicio de los que menos tienen, de los que menos posibilidades tienen. Vivimos en un mundo con muchas fisuras. Nosotros tenemos la gracia de tener computadoras a mano, de poder manejar Internet. Tenemos la gracia de tener un aprendizaje rápido. Hay muchísimos hermanos nuestros que todavía no tienen acceso a estos nuevos modos de aprendizaje", recordó.

Ante esta situación, el obispo sanisidrense los alentó a "trabajar y seguir trabajando para poner todo lo que somos y todo lo que hemos recibido al servicio de nuestro pueblo, al servicio de nuestra patria, porque para eso Dios da los talentos, para que den fruto. La parábola nos dice que ?el que los esconde, el que los amarretea, el que los guarda para sí, el que es mezquino con sus talentos, ese no va a dar fruto?. Va a dar fruto su conocimiento, su saber cuando puede ponerlos al servicio del prójimo".

Por último, monseñor Ojea deseó "de todo corazón que puedan estudiar mucho y bien. Que puedan divertirse realmente en los tiempos para divertirse y recuperar fuerzas para poner ese saber al servicio de los hermanos. Que Dios los bendiga y que tengan un excelente día del estudiante en esta nueva primavera".+

Texto completo del mensaje