Domingo 29 de enero de 2023

Los jóvenes de San Rafael peregrinaron a la Virgen de Valle Grande

  • 4 de diciembre, 2017
  • San Rafael (Mendoza) (AICA)
Los fieles de San Rafael participaron este fin de semana de la 46ª Peregrinación Juvenil al santuario diocesano de la Virgen de Valle Grande, que partió desde la parroquia San Antonio de Padua llevando la imagen de la Virgen. En esta ocasión, acompañó la peregrinación el obispo diocesano, monseñor Eduardo María Taussig.
Doná a AICA.org
Los jóvenes de San Rafael peregrinaron una vez más al santuario diocesano de la Virgen de Valle Grande, en el marco de la 46ª Peregrinación Juvenil, que en esta oportunidad contó con la presencia del obispo diocesano, monseñor Eduardo María Taussig.

Los fieles partieron de la parroquia San Antonio de Padua llevando la imagen de la Virgen, acompañada por vehículos con parlantes que reproducían la transmisión radial, que un equipo de la Pastoral de Comunicaciones hizo durante toda la noche, por la principal emisora de la zona, LV4 Radio San Rafael.

Monseñor Eduardo María Taussig no había podido participar antes por diversas razones y, aunque llegó visiblemente cansado, no perdió el espíritu, animando a los peregrinos y atendiendo confesiones, al igual que el resto de los sacerdotes peregrinos.

Los primeros fieles arribaron al santuario cerca de las 3.30. La misa se celebró minutos después, cuando acabaron de llegar los peregrinos, y fue presidida por el obispo y concelebrada por el presbítero Ramón Saso, que tuvo a su cargo la organización este año. Finalizada la misa, los peregrinos regresaron a la ciudad en micros.

Numerosas instituciones colaboraron en esta edición con el cuidado de la caminata: Policía Vial, Policía Turística, Policía de Seguridad, el área de salud municipal y de la provincia, voluntarios en doce puestos fijos de agua y uno móvil, bomberos voluntarios, el Radio Club, Defensa Civil, entre otros.

En su homilía, monseñor Taussig alentó a los jóvenes a ser líderes y evangelizadores, a mostrar cómo es posible el esfuerzo y que la perseverancia, aún en medio de las pruebas más difíciles, culmina en el éxito si se va de la mano del Señor y nuestra Madre bendita. Además, destacó que fue la primera vez que hacía el camino con los jóvenes y que daba gracias a Dios de poder haber compartido tan hermosa experiencia con ellos.

Los jóvenes, a su vez, se mostraron muy agradecidos por la compañía de su obispo, manifestándolo con vivas y aplausos. El santuario volverá a ser centro de actividades diocesanas el viernes 8 de diciembre, con un programa de actividades que incluyen una caravana de vehículos desde la ciudad, la celebración de la misa, un Auto sacramental con escenarios instalados en los cerros, que este año representará el tema "los jóvenes y su vocación al amor", y el tradicional cierre con fuegos artificiales en homenaje a la Inmaculada madre de Dios.+