Lunes 16 de mayo de 2022

Los jóvenes de Bahía Blanca tuvieron su 9ª acampada

  • 14 de febrero, 2019
  • Bahía Blanca (Buenos Aires) (AICA)
Organizada por la Renovación Carismática Católica de la arquidiócesis de Bahía Blanca, del 1 al 3 de febrero en la Ermita de Saavedra se celebró por noveno año consecutivo la acampada Juvenil, de la que participaron jóvenes de entre 15 y 28 años de Bahía Blanca, Patagones, Tornquist, Río Colorado, Orense, San Cayetano, Punta Alta, Cerri, Pigüé y Saavedra.
Doná a AICA.org
Los jóvenes de la arquidiócesis de Bahía Blanca se congregaron del 1 al 3 de febrero en la Ermita de Saavedra para celebrar la 9ª edición de la Acampada Juvenil, organizada por la Renovación Carismática Católica.

Participaron de la actividad jóvenes de entre 15 y 28 años provenientes de Bahía Blanca, Patagones, Tornquist, Río Colorado, Orense, San Cayetano, Punta Alta, Cerri, Pigüé y Saavedra, entre otros.

En esta oportunidad, la oradora fue Lorena Cabrera, oriunda de Cañada de Gómez, que con su experiencia de trabajo misionero con adolescentes y jóvenes tanto en la Argentina como en otros países, logró llegar a los presentes con sus reflexiones, enseñanzas y testimonio de vida.



Además, se brindaron talleres de música, animación, oración e identidad, este último a cargo de la Pastoral de la Vida. La música en vivo, los juegos, momentos de espiritualidad y charlas con mate de por medio generaron un espacio de alegría y fraternidad.

"Fue un fin de semana inolvidable, el próximo año quiero volver con más amigos" expresó una de las jóvenes participantes. En febrero de 2020 se realizará la décima Acampada Juvenil, lo que exigirá a los organizadores duplicar esfuerzos para llegar a más jóvenes con la Buena Noticia del amor de Dios. "Estamos muy felices por lo vivido, sabiendo que lo realizado fue posible gracias a la colaboración de muchas personas y empresas que desinteresadamente pusieron su granito de arena" concluyeron.

La acampada es una iniciativa que surgió en 2011 como un espacio de jóvenes que querían ayudar a otros jóvenes a tener una experiencia de fe y amistad. "Hay muchos chicos y chicas que no encuentran un espacio donde poder ser auténticos y compartir sus problemas. Muchos viven situaciones dolorosas sean familiares o personales y al compartirlas con otros y descubrir la cercanía de Dios pueden afrontarlas con una nueva mirada" expresó uno de los organizadores.+