Sábado 16 de octubre de 2021

Los fieles pidieron a san Expedito que interceda por sus causas justas y urgentes

  • 20 de abril, 2013
  • Buenos Aires (AICA)
Miles de devotos acompañaron esta tarde la procesión por las calles del porteño barrio de Once con la imagen de San Expedito, que marcó el fin de los homenajes que se rinden al santo de las causas justas y urgentes en la parroquia Nuestra Señora de Balvanera. Fue en el marco de una fiesta de devoción popular que llevó por lema "San Expedito, ayúdanos a creer y a servir". Luego de recorrer las calles aledañas a la parroquia, los fieles regresaron a las 18 para participar de una Hora Santa de adoración y alabanza a Jesús Sacramentado. A las 19.30 se celebró una misa en la que se pidió por la Iglesia universal, y a las 21, una nueva Eucaristía renovó el pedido a Dios por la patria.
Doná a AICA.org
Miles de devotos acompañaron esta tarde la procesión por las calles del porteño barrio de Once con la imagen de San Expedito, que marcó el fin de los homenajes que se rinden al santo de las causas justas y urgentes en la parroquia Nuestra Señora de Balvanera. Fue en el marco de una fiesta de devoción popular que llevó por lema "San Expedito, ayúdanos a creer y a servir".

La manifestación de fe obligó a cortar el tránsito en las inmediaciones del templo de Bartolomé Mitre, entre Larrea y Azcuénaga, donde los fieles se congregaron desde varias horas antes de la medianoche del viernes para ingresar a rezar al santuario.

Luego de recorrer las calles aledañas a la parroquia, los fieles regresaron a las 18 para participar de una Hora Santa de adoración y alabanza a Jesús Sacramentado. A las 19.30 se celebró una misa en la que se pidió por la Iglesia universal, y a las 21, una nueva Eucaristía renovó el pedido a Dios por la patria.

"Nos sorprendió gratamente la cantidad de peregrinos que esperaban la apertura del templo", dijo a AICA el presbítero Juan Carlos Ares, párroco de Nuestra Señora de Balvanera, del barrio porteño homónimo. En tanto, desde la secretaría parroquial también valoraron la afluencia multitudinaria de fieles: "Las colas de ingreso parecen no acabar más".

Los presbíteros Alejandro Rudy y Juan Ignacio Alonso, vicarios parroquiales de la comunidad, presidieron las últimas misas de la jornada. El templo, en tanto, permaneció abierto hasta las últimas horas del día para que, como en otras tantas partes del país, la gente se acerque a invocar la intercesión en una demostración de fe popular que crece cada año.

El desarrollo de la jornada
Tras la apertura del templo, que estuvo a cargo del vicario de la zona Centro, monseñor Vicente Bokalic Iglic CM, se proyectó en pantalla gigante un video con testimonios de la gente, que incluyó palabras del cardenal Jorge Bergoglio, hoy papa Francisco.

"La gente aplaudió y se emocionó", contó el presbítero Ares al recordar que ese mensaje del actual pontífice fue pronunciado por el entonces purpurado en el marco del Encuentro Nacional de Santuarios.

A partir de las 6, hubo bendiciones cada media hora y misas por la paz y la justicia, el trabajo, la vida, y por la salud de los enfermos, entre otras intenciones. Las misas fueron presididas por los presbíteros Jorge Torres Carbonell, párroco de San Cayetano, y Carlos Otero, párroco de San Pantaleón, entre otros.

El presbítero Ares explicó que este año se pidió a los rectores de los santuarios que celebren la Eucaristía, debido a que los obispos se encuentran reunidos en asamblea plenaria.

La misa central fue presidida al mediodía por el presbítero Jorge Sabaté, párroco de San Antonio de Padua, quien pidió junto a los peregrinos por "las causas justas y urgentes", en particular referidas a asuntos legales y familiares.+