Jueves 17 de junio de 2021

Los capuchinos de San Giovanni Rotondo están en cuarentena

  • 19 de noviembre, 2020
  • Roma (Italia) (AICA)
Toda la comunidad, excepto tres hermanos, está infectada con el coronavirus.
Doná a AICA.org

La comunidad capuchina de San Giovanni Rotondo, a la que pertenecía el Padre Pío, fue puesta en cuarentena. “A partir de ahora, los hermanos dirán misa sin la presencia de los fieles. Lamentablemente, la dramática situación actual de la pandemia nos obligó a tomar tal decisión”, explicó el obispo local, monseñor Franco Moscone.

Toda la comunidad, excepto tres hermanos, está infectada con el coronavirus. Muchos de ellos presentan síntomas de la enfermedad. 

El santuario de Nuestra Señora de las Gracias permanece abierto a todos los fieles que deseen ingresar a la oración, pero a partir de ahora, la participación en la misa celebrada por la comunidad solo se puede hacer a través de Internet y la televisión del Padre Pío.

Monseñor Franco Morone comparó la situación actual con la de hace 102 años. En ese entonces, los hermanos, junto con el padre Pío, se infectaron con la gripe española. En San Giovanni Rotondo, que en ese momento tenía menos de 10.000. habitantes, unas 200 personas murieron en dos meses. 

El mismo Padre Pio contrajo el virus de la gripe en la primera mitad de octubre de 1918 y pasó este tiempo en la cama. Ofreció su dolor por la salvación de los afectados por la epidemia.

Podemos encontrar un rastro de esta enfermedad en la carta del Padre Pío a su Provincial, el padre Benedett: “Le escribo después de un largo silencio. Estaba en cama a causa de la gripe española, que también es muy fatal aquí". Nos enteramos de una carta escrita el 27 de octubre a una de sus hijas espirituales, Antonietta Vona, que el Padre Pío sobrevivió a la enfermedad, aunque todavía se sentía débil y dolorido. Se recuperó menos de tres semanas después de haber sido infectado. +