Martes 28 de junio de 2022

Las víctimas de la trata son olvidadas y no tienen voz, lamentó el Papa

  • 19 de mayo, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
En su discurso al Grupo Santa Marta, el Papa pidió una visión ética renovada de la vida política, económica y social, centrada en las personas y no en el beneficio.
Doná a AICA.org

El papa Francisco recibió este jueves 19 de mayo a los participantes de la Conferencia Internacional del Grupo Santa Marta, que se celebra desde el 17 de mayo hasta hoy en la Pontificia Academia de Ciencias Sociales y reúne a los líderes de diversas fuerzas del orden, organizaciones gubernamentales, civiles y religiosas para compartir habilidades, experiencias y mejores prácticas para prevenir y luchar contra la trata de personas y las formas modernas de esclavitud.

En su discurso el Santo Padre lamentó que “desafortunadamente, las formas modernas de esclavitud continúan extendiéndose, incluso en las áreas más desarrolladas del mundo".

"Espero -agregó- que la lucha contra la trata de seres humanos también tenga más en cuenta una serie de realidades más amplias, como el uso responsable de la tecnología y las redes sociales y la necesidad de una visión ética renovada de la vida política, económica y social, centrada no en el lucro sino en las personas”.

El Papa definió como "actividades criminales" las que operan en el complejo mecanismo de la trata de personas en el mundo -fenómeno que considera una verdadera "plaga"- y que "violan la dignidad y los derechos de hombres, mujeres y niños" con "efectos duraderos en las víctimas, en particular, y en la sociedad en general".  

El pontífice recordó que “en los años posteriores a su creación, el Grupo Santa Marta se dedicó a promover una comprensión cada vez mayor del alcance y la naturaleza de la trata de personas y a fortalecer la colaboración local, nacional e internacional, con el propósito de hallar formas efectivas para poner fin a este flagelo y lograr que las víctimas reciban la atención necesaria, tanto física como espiritual”. 

La atención del Papa se centró en la “necesidad imprescindible de apoyar, acompañar y reintegrar a las víctimas de la trata de seres humanos en nuestras comunidades y asistirlas en el proceso de sanación y recuperación de su autoestima”. "Aunque la tarea es realmente difícil”, reconoció el Papa.

“Los animo a perseverar en sus esfuerzos por defender la dignidad otorgada por Dios a cada persona y defender los derechos humanos básicos de los que con demasiada frecuencia son olvidados y sin voz. La Iglesia está siempre agradecida por cada expresión de caridad fraterna y de atención mostrada a los que fueron esclavizados y explotados, porque así se hace visible la misericordia de Dios y se fortalece y renueva el tejido de la sociedad”.

El Grupo Santa Marta está presente en treinta países
Con actividades en más de treinta países, el Grupo Santa Marta no pretende imponer una solución única a un problema complejo y transnacional, sino que busca identificar, inspirar e iniciar acciones. El objetivo de esta conferencia era reunir a los responsables de la toma de decisiones para reorientar y revitalizar las actividades a la luz del empeoramiento de la situación en el mundo, causado también por la persistencia de los conflictos y la inestabilidad en muchas regiones.+